La Audiencia Nacional deja en libertad provisional al exembajador de Guatemala en EEUU detenido por cohecho

El juez considera "desproporcionada" la medida de prisión para el diplomático sobre el que pesa una petición de extradición

La Audiencia Nacional deja en libertad provisional al exembajador de Guatemala en EEUU detenido por cohecho

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha dejado en libertad al embajador de Guatemala en Estados Unidos, Julio Ligorria, detenido ayer en Madrid al pesar sobre él una Orden Internacional de Detención para Extradición (OIDE) interpuesta por las autoridades guatemaltecas.

El magistrado decreta en un auto la libertad provisional para el detenido, de nacionalidad española, aunque le impone medidas cautelares tales como comparecencias quincenales en los juzgados, retirada del pasaporte, prohibición de salir del país y obligación de designar un domicilio en España donde estar localizado.

El diplomático fue arrestado este martes por agentes de la Policía Nacional en Madrid por un delito de cohecho. Se le acusa de pertenecer a un grupo especializado en captar fondos de procedencia ilícita para las campañas electorales de exaltos cargos del ejecutivo guatemalteco.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional entiende, de acuerdo con el criterio de la Fiscalía, que la prisión provisional sería una medida desproporcionada puesto que el detenido, al ser de nacionalidad española, tiene arraigo en el país tanto personal como familiar, social y económico.

GRUPO CRIMINAL

La operación de su detención se enmarca dentro de una investigación llevada a cabo por las autoridades de Guatemala y la Comisión Internacional contra la Impunidad de Guatemala (CICIG), en la que se relacionaba al arrestado con un grupo criminal.

A través de la investigación se determinó que financió ilícitamente al partido Patriota de Guatemala más de 15 millones de quetzales (aproximadamente 1.750.000 euros). Una vez que los agentes tuvieron esta información en su poderse interpuso una Orden Internacional de Detención para Extradición con el objeto de localizar y detener al fugitivo.

Poco después, los investigadores españoles recibieron la información facilitada por Guatemala y comenzaron a realizar las primeras pesquisas con las que descubrieron que el buscado residía en España, específicamente en la localidad madrileña de Boadilla del Monte.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios