1-O- Movimiento contra la Intolerancia advierte del deterioro de la convivencia y llama a cesar en la incitación al odio

Alerta que Bruselas podría incoar "procedimientos de infracción" a España ante la trivialización del nazismo o banalización del franquismo

Movimiento contra la Intolerancia ha advertido este lunes del "gravísimo deterioro" de la convivencia que se está registrado por las "confrontaciones desproporcionadas" entre partidarios y detractores del referéndum de independencia convocado en Cataluña el próximo día 1 de octubre y ha hecho un llamamiento para el cese inmediato en la "inadmisible normalización" de incidentes relativos a los delitos de odio.

En un comunicado, la ONG presidida por Esteban Ibarra ha denunciado el "clima de intolerancia generado desde matrices polarizadas de catalanofobia e hispanofobia" y ha alertado de que ese tipo de conductas "reprobables" e incluso "delictivas" no hacen sino impulsar "la fractura social" en Cataluña y en toda España.

En concreto, ha advertido ante "mensajes y expresiones que conllevan trivialización del nazismo, banalización del franquismo u otros abusos discursivos" que, según ha denunciado, "no sirven a ninguna causa democrática sino a la expansión de la intolerancia y a la quiebra de la convivencia".

En este sentido, ha cargado contra el uso de símbolos nazis para insultar al independentismo, algo que constituye "un claro ejemplo de trivialización o banalización del nazismo", y ha recordado que no se debe descartar que la Comisión Europea incoe "procedimientos de infracción" a España si estos comportamientos se continúan produciendo "impunemente".

SANCIONES DE LA COMISIÓN EUROPEA

"La Comisión Europea ha recordado repetidas veces que la exculpación, negación o trivialización de los crímenes de los regímenes totalitarios deben ser "sancionados penalmente" como ocurre en otros Estados miembros de la Unión Europea", ha enfatizado la ONG, que ha subrayado que este tipo de prácticas "son injustificables al margen de cuales sean los comportamientos de quienes reciben esos calificativos".

Tras recordar que el hecho de "equiparar o calificar a alguien con posición contraria como nazi" puede suponer un delito de incitación al odio, desde Movimiento contra la Intolerancia han recalcado que la trivialización del nazismo supone una "humillación de las víctimas". "No se ofende tanto al insultado como a la dignidad y la memoria de las víctimas", ha apostillado.

Lo mismo ocurre, ha indicado, con la banalización del franquismo y la utilización del término 'franquista' para definir a quienes defienden el cumplimiento de la Constitución en la consulta del referéndum. Una actitud "inaceptable" que igualmente supone incitación al odio, humillación a las víctimas y a la dignidad de la memoria.

En este contexto cita expresamente hechos como "señalar" a intelectuales, artistas, políticos y otras personas o entidades "por el ejercicio de su libre opinión", afirmar la existencia de "presos políticos" en España, insultos xenófobos o la "hostilidad" hacia jueces, fiscales y fuerzas de seguridad.

Igualmente cita la quema de banderas y la "generalización del lenguaje de odio que anima la radicalización, alienta el extremismo y hace emerger la dialéctica enfrentada del nosotros y vosotros", así como la "generalización" del intercambio de contenidos "que muestran el profundo deterioro del respeto a los derechos más fundamentales y a las normas básicas de convivencia que se está produciendo".

SALIR DE LA INDIFERENCIA

Ante ello, desde Movimiento contra la Intolerancia han reclamado "a los liderazgos de las partes" que "no se pongan de perfil y salgan de la indiferencia para impedir estos comportamientos antidemocráticos".

"España tenía y tiene todavía un importante camino por recorrer en materia de tolerancia y respeto de la dignidad humana, por lo que como sociedad civil nos vemos obligados a manifestar públicamente el preocupante retroceso que se está produciendo y que estamos contemplando", ha hecho hincapié.

Finalmente, desde esta ONG llaman a todas las personas a defender sus posiciones "en el marco de la ley" y a "desterrar" toda conducta contraria "a los valores democráticos constitucionales, a la defensa de la dignidad de la persona y a la protección de los derechos humanos".

Ahora en portada

Comentarios