Cada día ocho niños son asesinados o mutilados en Yemen

  • Al menos 398 niños han muerto y 605 han resultado heridos desde la intensificación del conflicto en marzo.

  • El número de niños reclutados o utilizados en el conflicto se ha duplicado, de los 156 de 2014 a los 377 verificados hasta el momento en 2015.

Cada día 8 niños son asesinados o mutilados en Yemen / UNICEF

Yemen se desangra. Tras meses de guerra en el país, la población civil está siendo víctima de un exterminio lento. Desde el pasado 26 de marzo, el país se encuentra sumido en una oleada de enfrentamientos entre la coalición internacional liderada por Arabia Saudía y los rebeledes hutíes. Los niños se están convirtiéndo en las principales víctimas de este conflicto. Al menos ocho niños son asesinados cada día en Yemen debido al conflicto que afecta al país, según un informe de UNICEF.

La interrupción de los servicios de salud, el aumento de las tasas de desnutrición, el cierre de escuelas y un mayor número de niños reclutados por grupos combatientes son algunas de las consecuencias del conflicto que está arrasando el país más pobre del mundo árabe. Yemen se ha convertido en el peor lugar del mundo para ser niño.

Sus vidas se apagan con bombas. De esas muertes causadas por la guerra, hay cifras, pero la otra batalla que están librando los pequeños es la de la malnutrición, las enfermedades y la huella psicológica de la guerra.

Fisail sufre desnutrición. Tiene 18 meses. La guerra se recrudeció cuando cumplió solo un añito. Su madre cuenta que cuando nació, el bebé pesó 2,7 kilos. Al año, pesaba, 12 y ahora, solo 5 kilos. El pequeño no come, se le ha quitado apetito, relata desesperada su madre. Pese a que vendería todo lo que tiene para salvar a su pequeño, la deteriorada situación de los hospitales hace imposible conseguir un tratamiento para salvar al pequeño Fisail.

El 80 por ciento de los niños yemeníes siente miedo al jugar en las calle, según explica Unicef. Latifa, de solo nueve años, pone rostro al miedo. "Estábamos jugando en la calle, sin hacer caso a las explosiones que escuchábamos cerca. De repente, una bomba cayó cerca de nosotros. El polvo y el humo era tan grande que no podíamos vernos", cuenta. "Empezamos a correr, buscando un lugar en el que escondernos. Tenía mucho miedo. Lo único que podía hacer era rezar". Latifa y su familia tuvieron que abandonar su hogar. "Rezo todos los días para que termine esta guerra", dice la joven.

El informe subraya que el conflicto está siendo devastador para la vida de los niños ahora, pero que también tendrá consecuencias terribles para su futuro.

De una población total de 24,41 millones de personas, cerca de 10 millones de niños, el 80% de la población menor de 18 años, necesita asistencia humanitaria urgente a lo largo del país. Más de 1,3 millones de personas se han visto forzadas a abandonar sus casas. Es el caso de Omari, de solo 12 años. "No olvido el día en que las bombas destrozaron mi casa. Mi madre nos despertó, nos empujó y nos dijo que empezáramos a correr", señala. "Corre, corre, corre", nos gritaba nuestra madre. La pequeña, vive con su familia en una escuela porque su vivienda quedó destrozada tras los bombardeos. "Solo quiero volver a mi casa", dice.

Las cifras de la vergüenza en YemenAl menos 398 niños han muerto y 605 han resultado heridos desde la intensificación del conflicto en marzo.El número de niños reclutados o utilizados en el conflicto se ha duplicado, de los 156 de 2014 a los 377 verificados hasta el momento en 2015.15,2 millones de personas carecen de acceso a atención médica básica. Desde el 26 de marzo 900 instalaciones sanitarias han cerrado.1,8 millones de niños tienen probabilidades de sufrir alguna forma de desnutrición de aquí a final de año.20,4 millones de personas necesitan asistencia para acceder a agua potable y saneamiento debido a la escasez de combustible, los daños en las infraestructuras y la inseguridad.Cerca de 3.600 escuelas han cerrado, lo cual ha afectado a 1,8 millones de niños.Más de la mitad de la población tiene dificultades para comer

La ONU insiste en que Yemen atraviesa una grave situación humanitaria ”debido a la guerra porque más de 12,9 millones de personas (es decir, más de la mitad de la población del país, que tiene 24,4 millones de habitantes) tienen dificultades para conseguir alimentos.

A medida que el conflicto sigue aumentando, más de 12,9 millones de personas en Yemen están sobreviviendo sin un acceso adecuado a los alimentos básicos, incluyendo 6 millones de personas estimadas en situación de inseguridad alimentaria.

En provincias como Adén, Al Dhali, Lahj y Taiz, han impedido que alimentos básicos como el trigo lleguen a la población civil, mientras que los ataques aéreos se han dirigido a los mercados y los camiones cargados de comida local.

La hambruna deliberada de civiles, tanto en conflictos armados internacionales como internos, puede constituir un crimen de guerra y también podría ser un crimen contra la humanidad en el caso de negación deliberada de alimentos y de privación de fuentes o suministros alimentarios.

Ahora en Portada 

Comentarios