Ayuntamiento de Málaga refuerza el control policial de licencias VTC y prepara una mesa de trabajo con el sector

La empresa Cabify retirará este domingo al menos la mitad de sus coches enviados desde Madrid para la Feria

Ayuntamiento de Málaga refuerza el control policial de licencias VTC y prepara una mesa de trabajo con el sector

El Ayuntamiento de Málaga refuerza desde este domingo el control de las licencias de servicios de vehículos turismo con conductor (VTC) en la ciudad --que operan a través de la empresa Cabify-- a través de agentes especializados de la Policía Local. Al tiempo, el Consistorio prepara una mesa de trabajo con taxis, VTC y administraciones públicas implicadas a partir del 1 de septiembre.

En concreto, el control policial consistirá en dos unidades de policía de paisano y cuatro unidades motorizadas para aumentar, en coordinación con las asociaciones de taxistas, la vigilancia y el control de estos vehículos VTC.

Así lo ha dado a conocer este domingo el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, tras mantener una reunión de urgencia después de que los taxistas malagueños hayan iniciado una huelga indefinida por lo que califican como "intrusismo" de los vehículos VTC en la Feria de Málaga.

Al tiempo, De la Torre ha adelantado que la empresa Cabify se ha comprometido a retirar este domingo al menos la mitad de los vehículos VTC enviados desde la Comunidad de Madrid con motivo de la Feria de Málaga, aclarando que están operando 35 coches de este tipo y no 70. Todo ello, ha expresado el regidor, "para facilitar una mesa de diálogo que empezará a funcionar a primeros de septiembre" y para "crear un clima de conocimiento de esta nueva forma de trabajar y donde se conozcan los derechos, obligaciones y lo que no son derechos de las VTC y sus licencias, que dan las autonomías".

Asimismo, el Ayuntamiento de Málaga estudiará la creación de una tasa "específica y singular" para las licencias y autorizaciones VTC, "que permitirá crear un listado con el que se facilitará el control que debe llevar a cabo la Junta de Andalucía". Al tiempo, el Consistorio mantendrá todos los controles en el acceso al recinto ferial del Cortijo de Torres "para garantizar que solo buses y taxis llegan a sus paradas de allí".

Del mismo modo, el Ayuntamiento malagueño ha pedido al Gobierno andaluz a que proceda a la revisión y el control de límite de servicios de las licencias VTC que operan desde otras autonomías españolas, ya que estos vehículos no pueden superar un 20 por ciento de su trabajo fuera de la comunidad autónoma que le haya concedido la autorización.

Por último, el Ayuntamiento ha asegurado que se ampliará la formación en materia de transportes, con la participación de los taxistas, la Junta y el Ejecutivo central; a todo el personal de la Policía Local, con cursos que comenzarán a partir de septiembre.

Cuestionado por los periodistas sobre si continua la huelga indefinida, De la Torre ha dicho que "la decisión corresponde a ellos, al sector", aunque ha adelantado que "no parece que haya habido una reacción adecuada porque piden que se vayan todos los vehículos de Cabify, y eso legalmente no está en nuestra mano".

No obstante, ha apuntado que conseguir que la mitad de los vehículos de refuerzo de la empresa abandone la ciudad "es una heroicidad". "Nadie pensaba que se pudiera conseguir, y lo hemos conseguido trasladando la necesidad de crear una mesa y el clima de diálogo".

Preguntado por si le ha sorprendido la reacción de los taxistas a las puertas de la casa consistorial, quienes se han acercado a protestar e increpar al regidor, ha apuntado que "les tengo aprecio a los taxistas, sé de su lucha, su esfuerzo, su inversión para tener una licencia y de los servicios que prestan". "Quería que comprendieran el error de mantener la huelga, no me ha importado dar la cara en estos temas", ha trasladado.

"Espero que se den cuenta de que es una decisión negativa para el sector y para ellos. Pierden dinero, perjudican a la ciudad y al resultado global de la Feria. El ideal para el taxista es que la normalidad se recupere cuanto antes, es lo mejor que puede pasar para ellos", ha declarado.

Por último, ha dicho que "es muy difícil vivir sin el taxi, la ciudad puede adaptarse durante unos días pero es un perjuicio grave para la ciudad y para ellos", agregando que es "una oportunidad de ganar unos euros, y renunciar a ellos es absurdo porque van a ganar en antipatía".

"Al final, el cliente es el que decide, el que dice cojo tal vehículo, el que tiene que tener la mejor imagen del taxi de Málaga, y esta huelga no facilita la mejor imagen del taxi de Málaga", ha concluido.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios