El atentado talibán en Kabul es 'un ataque contra España', según el Gobierno

  • En un comunicado, el Gobierno señala que fue 'un ataque contra España y contra su colaboración en la consolidación de la democracia en Afganistán'.
  • Desde el Ministerio se están realizando gestiones para la convocatoria de la comisión de seguimiento del 'Acuerdo para afianzar la unidad en defensa de las libertades y de la lucha contra el terrorismo.

El ataque talibán perpetrado en Afganistán en el barrio diplomático de la capital Kabul, en el que han muerto al menos cuatro policías afganos y dos españoles, es 'un ataque contra España', declaró el sábado el gobierno español.

Los talibanes reivindicaron el ataque, que terminó la madrugada del sábado, declarando que tenía como objetivo una casa de huéspedes para extranjeros. No hicieron mención a la embajada de España. El gobierno precisó que se produjo un intercambio de disparos durante más de una hora en el complejo de la embajada.

'Aunque un comunicado de los terroristas y la información de la propia policía afgana señalan que el objetivo del atentado no era la embajada de España, se mantiene abierta la investigación y no se descarta ninguna hipótesis. En cualquier caso, estamos ante un ataque terrorista en el que han fallecido dos ciudadanos españoles y en el que nuestros intereses han sufrido graves daños. Es, por tanto, un ataque contra España y contra su colaboración en la consolidación de la democracia en Afganistán', dice el texto

El Gobierno ha informado, además, de que el subinspector de la Policía Nacional Jorge García Tudela falleció de forma inmediata como consecuencia de la explosión del coche bomba, aunque sus restos no se encontraron hasta que finalizó el asalto

El policía nacional Isidro Gabino Sanmartín, que resultó herido en la explosión, pudo ser rescatado con vida, pero falleció cuando era trasladado al hospital, de acuerdo con el Gobierno, que ha informado de que en el ataque también murieron dos empleados de la Embajada de nacionalidad afgana.

El resto del personal que se encontraba en la Embajada durante el ataque pudo ponerse a salvo refugiándose en dos búnkeres de la legación española. Todos fueron liberados ilesos después de una intervención de las fuerzas especiales afganas y de unidades norteamericanas, que duró varias horas.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha seguido en todo momento la evolución de los acontecimientos y ha trasladado la información al resto de los grupos políticos, según ha informado el Ejecutivo.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se reunirá a lo largo de este sábado con las familias de los dos policías fallecidos en el ataque. Desde el Ministerio se están realizando gestiones para la convocatoria de la comisión de seguimiento del 'Acuerdo para afianzar la unidad en defensa de las libertades y de la lucha contra el terrorismo'

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING