Miércoles, 18.10.2017 - 17:26 h

Pablo Iglesias certifica su inquina a los grandes del Ibex en la moción de censura

"Trama", "capitalismo de amiguetes", "relaciones corruptas", "oligarquía", "oligopolios", "puertas giratorias"... El Ibex35 se coló en la moción de censura de Pablo Iglesias.

Planteó un impuesto de solidaridad a las entidades financieras, una banca pública, una plan nacional en materia energética que apueste por renovables y la eliminación de las SICAV, entre otras medidas. 

El Congreso rechaza relevar a Mariano Rajoy por Pablo Iglesias y tumba la moción de censura de Podemos

Pablo Iglesias demostró durante la moción de censura que se vivió en el Congreso durante los dos últimos días su inquina hacia el Ibex35 y todo lo que rodea al selectivo español. El secretario general de Podemos arremetió con dureza contra lo que la formación morada llama "la oligarquía". Lo hizo, además, en las dos sesiones, tanto en la del martes cuando expuso sus recetas económicas, como en la del miércoles cuando replicó a Ciudadanos con especial dureza.

Las primeras decisiones de Iglesias si llegara a la Presidencia del Gobierno irían dirigidas a "establecer controles efectivos para impedir prácticas oligopólicas". Uno de los sectores que citó el líder de Podemos fue el eléctrico. Lo que dijo en concreto fue que su deseo es aprobar "un plan nacional de transición energética que apueste por superar la dependencia del petróleo, nosotros apostamos por las renovables". Y añadió: "El monopolio existe, se llama oligopolio y lo pagan los ciudadanos con una tarifa eléctrica abusiva". 

Te interesa leer: Las recetas económicas de Pablo Iglesias si fuera Presidente del Gobierno.

La banca es otro de los sectores que Pablo Iglesias citó en su discurso: su apuesta es una "banca pública al servicio de la financiación del tejido empresarial en sectores estratégicos, tanto los tradicionales, esenciales para el funcionamiento de la economía, como la energía, las telecomunicaciones, la banca y el transporte, como los de futuro que impulsan la digitalización económica, la biotecnología, las energías limpias o los nuevos materiales". Iglesias también habló de otra medida recaudatoria: "un impuesto de solidaridad a los beneficios de los bancos". Es decir, las entidades deberían aportar el 8% de los beneficios, lo que permitiría recaudar el Estado 1.000 millones de euros.

En materia tributaria, Iglesias planteó la "eliminación de las desgravaciones de los grandes grupos empresariales en el impuesto de sociedades". Podemos calcula que esta decisión supondría una recaudación adicional de 1.400 millones de euros. Asimismo, propuso el incremento de la tributación sobre las rentas del capital (recaudación de 700 millones de euros), la eliminación de las sicav (recaudación de 400 millones de euros) y la eliminación de bonificaciones a las empresas en la cuota de la Seguridad Social (ingresos para la Seguridad Social de 1700 millones de euros)".

A esta batería de medidas 'antiIbex35' de Podemos hay que añadir las declaraciones que pronuncio Iglesias en su cara a cara con Albert Rivera: "Por eso a ustedes [a Ciudadanos] les quieren tanto en el Ibex35 y les quieren tanto en la patronal. En ese capitalismo de amiguetes. Ustedes están aquí para que nada cambie. Ustedes no sirven para nada en política más que para sostener a estos señores". En otro momento del debate el líder de Podemos dijo: "La electricidad es un derecho. Donde nosotros gobernamos llegamos a acuerdos con las compañías eléctricas, a diferencia de ustedes, que lo único que hacen es bailarles el agua".

Pablo Iglesias también habló de algunas empresas privatizadas (Telefónica, por ejemplo) en su día: "Se privatizaron las industrias y se destrozaron. En España hace falta un plan para construir industrias de un alto valor añadido. La relación entre el sector público y el privado se tiene que fundamentar en la apuesta por la innovación, no en las relaciones corruptas". Alberto Garzón, de Izquierda Unida, añadió que "el expolio que suponen las privatizaciones es un ataque contra la clase trabajadora" y que "las privatizaciones quitan fuentes de ingresos al país para ser fuentes de ingresos de amiguetes del PP".

Amancio Ortega también se coló en el debate de la moción de censura. Iglesias dijo del principal accionista de Inditex que prefiere que de los tratamientos contra el cáncer "se ocupe la sanidad pública antes de la generosidad de un millonario cuyas empresas han sido investigadas por no pagar impuestos". Y concluyó afirmando: "Está bien que los millonarios hagan donaciones. Sobre todo que en lugar de hacer donaciones clandestinas a su partido [el PP] las hagan a causas más loables. Lo que me preocupa de verdad es que paguen impuestos, que no tengan cuentas en paraísos fiscales y que cumplan la normativa laboral y la ley".

Entre las once medidas anticorrupción que lanzó Iglesias durante la moción de censura se refirió a aprobar una ley anti puertas giratorias que acabe con la presencia de los políticos en los consejos de administración de las grandes compañías. Es decir, acabar con "la trama".

Ahora en portada

Comentarios