Viernes, 20.10.2017 - 11:33 h

La EDA pide una cooperación en defensa "ambiciosa" y evaluará los proyectos de los Gobiernos a finales de octubre

El director ejecutivo de la Agencia Europa de Defensa (EDA), Jorge Domecq, ha reclamado a los Gobiernos europeos poner en marcha una cooperación estructurada permanente en defensa (PESCO) "ambiciosa" y ha avanzado que la agencia contribuirá a la evaluación de los primeros proyectos que han presentado hasta ahora a finales de octubre.

"Necesitamos una PESCO ambiciosa, que suponga un cambio verdadero en la cooperación en defensa", ha defendido el español durante un debate en la Subcomisión de Seguridad y Defensa de la Eurocámara.

La PESCO es una figura nunca utilizada en el Tratado de Lisboa que permitiría a un grupo de países avanzar en la integración por su cuenta para desarrollar capacidades o lanzar operaciones si una mayoría cualificada de países lo avala, aunque los Gobiernos europeos siguen discutiendo los compromisos y criterios que deberán cumplir para poder participar.

Francia, con el apoyo de España, son los países más partidarios de una PESCO ambiciosa, también para operaciones militares exigentes, frente al criterio de otros países como Alemania, que defiende más centrarse en proyectos concretos de capacidades, mientras que los países del Este son los que más reservas tienen por temor a que abra la puerta a una Europa a varias velocidades en defensa.

Domecq ha explicado que hasta ahora los Gobiernos europeos han presentado "alrededor de 36" proyectos aunque ha augurado que "probablemente" se presentarán más y ha recordado que éstos han pedido a la EDA, en cooperación con las autoridades militares de la UE, a "apoyar una primera consolidación, agrupamiento y análisis de los proyectos PESCO" presentados.

"Un taller dedicado hacia finales de octubre, dirigido por los Estados miembro, ofrecerá una oportunidad para presentar los primeros resultados en este sentido", ha avanzado, recordando que se espera también que los Gobiernos europeos acuerden "antes de marzo del año que viene" las nuevas prioridades en capacidades, que deben "guiar" los proyectos de investigación y desarrollo de capacidades respaldados por el Fondo Europeo de Defensa.

PIDE UNA INTEGRACIÓN REAL EN LOS PLANES DE DEFENSA

Domecq ha dejado claro que los proyectos en el marco de la PESCO "no es lo más importante" sino que los compromisos que asuman los Estados miembro a medio plazo para entrar en la PESCO lleven a "una integración real de sus planes de defensa" para garantizar la coherencia en este terreno "desde el punto de vista político, operativo e industrial".

"La PESCO es una herramienta para intentar dar una mayor coherencia a la planificación en defensa en nuestros Estados miembro", ha recalcado, dejando claro que los nuevos instrumentos para reforzar la cooperación en defensa sólo funcionarán si hay confianza y transparencia entre los países, incluido sobre su planificación nacional de defensa de cara a evaluar las capacidades deficitarias a nivel europeo.

"Mucho dependerá del nivel de transparencia que los Estados miembro están listos para darnos", ha avisado, afeando que no están "suficientemente abiertos para compartir los datos" que la EDA necesita sobre los planes de defensa nacional.

El director ejecutivo de la EDA ha insistido en la necesidad de centrarse más "ahora" en cómo será la gobernanza de la PESCO que en los proyectos concretos y ha recordado que los líderes europeos esperan "hacia final de año o principios del que viene una decisión del Consejo en PESCO" para lanzarla.

Domecq ha admitido que el papel de la EDA en la PESCO debe precisarse todavía y ha defendido que ésta "podría asesorar notablemente a los Estados miembro sobre el impacto de los proyectos propuestos" en el marco del Programa de Desarrollo Industrial de Defensa Europeo (EDIDP, por sus siglas en inglés) para el panorama de capacidades europeas y su coherencia.

MÁS INCENTIVOS NECESARIOS

Así, ha dejado claro que el Fondo Europeo de Defensa propuesto para incentivar la cooperación en investigación y desarrollo de capacidades entre los Gobiernos "no debe representar meramente una subvención a la industria" sino "llevar al desarrollo de las capacidades requeridas". Y ha alertado de que "no hay tantos años" para que Europa pueda mantener su relevancia "con una base industrial suficientemente fuerte".

"Necesitamos estímulos externos adicionales para alentar la cooperación, que no es un reflejo natural", ha dicho, tras saludar el Fondo Europeo de Defensa, al tiempo que ha reclamado garantizar "los recursos adecuados" para la EDA en consonancia con las nuevas tareas que asume para ayudar a los países a desarrollar sus capacidades militares.

Ahora en portada

Comentarios