Martes, 17.10.2017 - 02:18 h

El sistema de defensa THAAD que ha desplegado EEUU en Corea del Sur estará operativo en unos días

El sistema de defensa antimisiles THAAD que Estados Unidos ha comenzado a desplegar este miércoles en Corea del Sur para proteger a su aliado de posibles ataques de Corea del Norte estará completamente operativo en unos días, según ha informado el almirante Harry Harris, el jefe del Comando Asia-Pacífico.

El sistema de defensa THAAD que ha desplegado EEUU en Corea del Sur estará operativo en unos días
El sistema de defensa THAAD que ha desplegado EEUU en Corea del Sur estará operativo en unos días

En una comparecencia ante el Congreso estadounidense, Harris ha expresado su absoluta confianza en que el THAAD servirá no solo para proteger a Corea del Sur, sino también a la flota que Estados Unidos ha enviado a la zona para disuadir al régimen de Kim Jong Un.

No obstante, Harris ha reconocido que, para garantizar la total seguridad de las tropas norteamericanas en Asia-Pacífico podría ser necesario un despliegue adicional del THAAD en territorio de Hawai, que ya cuenta con su propio sistema de defensa militar.

Este miércoles ha comenzado la instalación del THAAD en medio de las protestas de los residentes locales, que temen que las potentes ondas de radas emanadas del sistema de defensa deriven en problemas de salud para los habitantes de las comunidades cercanas.

La resistencia de los vecinos fue precisamente la razón que obligó a las autoridades a cambiar la ubicación del THAAD. En un principio iba a ocupar la base militar de Seonsan, a unos 300 kilómetros de Seúl, pero finalmente el lugar elegido ha sido un campo de golf Lotte Skyhill, en el condado de Seongju, en el sur.

Washington y Seúl firmaron el año pasado el despliegue del THAAD ante la creciente amenaza de Pyongyang, que ha aumentado las pruebas nucleares y los lanzamientos de misiles balísticos a pesar de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que prohíben estas actividades expresamente.

Las reticencias de China, que teme que los potentes radares del sistema THAAD sean utilizados con fines de espionaje y que su capacidad de interceptación reduzca su poder de disuasión, han sido constantes desde que Estados Unidos y Corea del Sur dieron a conocer su acuerdo.

En una comparecencia ante el Congreso estadounidense, Harris ha expresado su absoluta confianza en que el THAAD servirá no solo para proteger a Corea del Sur, sino también a la flota que Estados Unidos ha enviado a la zona para disuadir al régimen de Kim Jong Un.

No obstante, Harris ha reconocido que, para garantizar la total seguridad de las tropas norteamericanas en Asia-Pacífico podría ser necesario un despliegue adicional del THAAD en territorio de Hawai, que ya cuenta con su propio sistema de defensa militar.

Este miércoles ha comenzado la instalación del THAAD en medio de las protestas de los residentes locales, que temen que las potentes ondas de radas emanadas del sistema de defensa deriven en problemas de salud para los habitantes de las comunidades cercanas.

La resistencia de los vecinos fue precisamente la razón que obligó a las autoridades a cambiar la ubicación del THAAD. En un principio iba a ocupar la base militar de Seonsan, a unos 300 kilómetros de Seúl, pero finalmente el lugar elegido ha sido un campo de golf Lotte Skyhill, en el condado de Seongju, en el sur.

Washington y Seúl firmaron el año pasado el despliegue del THAAD ante la creciente amenaza de Pyongyang, que ha aumentado las pruebas nucleares y los lanzamientos de misiles balísticos a pesar de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que prohíben estas actividades expresamente.

Las reticencias de China, que teme que los potentes radares del sistema THAAD sean utilizados con fines de espionaje y que su capacidad de interceptación reduzca su poder de disuasión, han sido constantes desde que Estados Unidos y Corea del Sur dieron a conocer su acuerdo.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios