Miércoles, 24.07.2019 - 03:05 h
Sigue retenido por su situación irregular

En libertad el sospechoso por el asesinato de una turista española en Costa Rica

El Tribunal Penal de Pococí ha rechazado la prisión preventiva para Albin Díaz Hopkins por falta de pruebas. 

Imagen del hotel donde se alojaba la turista española.
Imagen del hotel donde se alojaba la turista española. / Youtube

Un tribunal costarricense ha rechazado por falta de pruebas la prisión preventiva solicitada contra el hombre detenido por su presunta responsabilidad en el asesinato de la española Arantxa López Gutiérrez, que fue hallada muerta el sábado pasado en las inmediaciones del hotel en el que se alojaba en Tortuguero.

El sospechoso, un ciudadano nicaragüense de 33 años identificado como Albin Díaz Hopkins, fue detenido el mismo sábado y la Fiscalía solicitaba para él prisión provisional, pero el Juzgado Penal de Pococí rechazó el lunes por la tarde dicha solicitud, según el diario local 'La Nación'.

El juzgado no ha dictado contra Díaz ningún tipo de medida cautelar, si bien su condición de inmigrante en situación irregular -es de nacionalidad nicaragüense- le deja a expensas de lo que decidan sobre él las autoridades de Migración. Según los investigadores, había entrado en Costa Rica hace tres meses para trabajar en un hotel de Tortuguero.

La Fiscalía ha presentado ya un nuevo recurso y está a la espera de que el Tribunal Penal de Pococí analice de nuevo la solicitud de prisión preventiva contra Díaz, que había sido detenido a partir de la versión dada por varios testigos que le vieron conversando con la española, de 31 años.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) apuntó el móvil sexual como principal hipótesis del crimen, si bien las autoridades investigan todavía el móvil y si puede haber más personas implicadas. La Policía Judicial ha regresado a Tortuguero para efectuar nuevas diligencias.

Arantxa López Gutiérrez fue encontrada sin vida en un sendero, con señales de estrangulamiento, por personal del hotel en el que se hospedaba junto a su esposo.

La víctima y su pareja -guía turístico- salieron de España el pasado 1 de agosto con otros ocho españoles para realizar un viaje de diez días por Costa Rica. El sábado tenían prevista una excursión por esta conocida zona turística del país. Al no presentarse la mujer, que había salido a correr por el recinto hotelero, sus compañeros iniciaron una búsqueda.

Una turista del grupo encontró el cuerpo de la joven que, según el informe preliminar de la policía costarricense, presentaba marcas en el cuello, lo que hace presumir "lesiones por asfixia", según este organismo policial.

Se desconoce por el momento cuánto tardarán las autoridades de Costa Rica en autorizar la repatriación del cuerpo de la fallecida.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios