Aplazada hasta después de las presidenciales la repetición de la elección de algunos parlamentarios

En su comunicado, el organismo ha detallado que los comicios serán celebrados después de la elección del presidente, prevista para el mes de enero, según ha informado la emisora local Radio Shabelle.

Asimismo, ha reclamado al primer ministro saliente, Omar Abdirashid Sharmarke, que reclame al Parlamento una modificación constitucional para legalizar la ampliación de la Cámara Alta.

El FNL ha aprobado crear ocho nuevos escaños en la cámara alta del Parlamento tras varias semanas de negociaciones en el marco de las elecciones parlamentarias.

El martes, la mayoría de los parlamentarios juraron sus cargos en la sesión inaugural del nuevo Parlamento, pese a que 32 escaños no han sido adjudicados, en algunos casos debido a que la votación deberá ser repetida.

Tras ello, Naciones Unidas, la Unión Europea (UE) y la Unión Africana (UA) expresaron su "grave preocupación" por las irregularidades en las elecciones.

Las citadas organizaciones lamentaron que el FNL decidiera revocar la descalificación de varios candidatos que supuestamente habían cometido abusos y malas prácticas.

En este sentido, afirmaron que esta decisión representa una "amnistía general para las anomalías presenciadas durante las votaciones", agregando que no se ha respetado tampoco la cuota reservada a representantes femeninas.

Pese a ello, reconocieron que la inauguración del Parlamento federal representa "un paso adelante" en el proceso electoral, pidiendo que finalice cuanto antes la elección del presidente del país.

El presidente del país es elegido por el Parlamento, si bien los retrasos en las parlamentarias han forzado el aplazamiento de la elección del nuevo mandatario del país.

IRREGULARIDADES

Los comicios parlamentarios han estado marcados por las irregularidades y la corrupción, y la comisión electoral ha anunciado la apertura de investigaciones en torno a estas supuestas violaciones.

De hecho, el auditor general del país, Nur Jimale Fará, afirmó recientemente que algunos escaños habían sido comprados por el mejor postor.

En declaraciones concedidas a la emisora estadounidense Voice of America, apuntó que algunos candidatos habían pagado entre 5.000 y 30.000 dólares (entre 4.720 y 28.310 euros).

El actual presidente de Somalia, Hasán Sheij Mohamud, es uno de los más de diez candidatos que se han postulado para ocupar la Presidencia.

El país hace frente a una grave crisis económica y de seguridad, especialmente a causa de las operaciones de la milicia islamista Al Shabaab, vinculada a la organización terrorista Al Qaeda, que controla partes de Somalia.

Al Shabaab ha incrementado en las últimas semanas sus ataques en el país, con varios atentados en la capital, Mogadiscio, en un intento por afectar el proceso electoral.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios