El Ayuntamiento aprueba que el Gobierno destine 2,3 millones al convenio de asistencia domiciliaria

La vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha defendido el apoyo a esta iniciativa al apuntar que la intervención ha emitido un informe favorable a la firma de la addenda y tras exclamar que "ojalá se apruebe el presupuesto en la DGA". Ha subrayado que con esta adenda "se garantiza el servicio a los ciudadanos sin necesidad de renovar el convenio".

La concejal del grupo municipal del PSOE, Lola Campos, ha destacado que esta prestación "no solo llega a los que la requieren sino también a sus cuidadores" y ha pedido que cuando llegue más dinero "se pueda ir a una reformulación con un abaratamiento de costes incorporando más cuota de negocio".

Campos ha solicitado que se agilicen los tiempos de espera que "en algunos barrios consolidados llega a los dos y tres meses para la primera cita" y ha concluido al apuntar que "al ser una addenda a un convenio que ya apoyamos en su día y no tenemos nada en contra".

Desde el grupo municipal de CHA, el portavoz Carmelo Asensio, ha defendido la firma de esta addenda porque redundará en un colectivo vulnerable y ha recordado que la acción social es una de las prioridades que defienden los aragonesistas y de las que han dejado constancia en la aprobación del presupuesto de 2017.

La concejal del grupo municipal de Ciudadanos (C's), Cristina García, ha precisado que una delegación de competencias no es lo mismo que una encomienda de gestión.

DIFERENCIA DEL COSTE DE HORAS

La concejal del grupo municipal del PP, Reyes Campillo, ha explicado su voto en contra a la adenda del convenio de gestión porque "en su día ya dijimos que perjudica al Ayuntamiento", ha recordado al apuntar que los 2,7 millones de financiación del pasado año "eran insuficientes".

A su parecer, "está bien que haya delegación de competencias y se atienda a los dependientes de primer grado, pero el Gobierno de Aragón no paga el cien por cien de la financiación del servicio", ha criticado.

Campillo ha informado de que el Ayuntamiento paga un coste de hora mayor que el que le abonará el Gobierno de Aragón, ya que "cuesta 20 euros la hora y la DGA paga 16 euros la hora y además no hay presupuesto del Gobierno de Aragón" y se ha preguntado por qué este servicio no lo presta el IASS.

Entre los datos que ha expuesto ha dicho que mientras en 2016 el convenio recogía 26.600 horas y 2,7 millones de euros, para 2017 se contemplan 1.722 horas y 2,3 millones.

"De los 17 millones de euros del presupuesto del Ayuntamiento para teleasistencia y ayuda domiciliaria el Gobierno de Aragón dará 2,3 millones y dicen que están contentos", ha criticado para defender que el acuerdo "tendría que ser una delegación de competencias y no una addenda al convenio".

Broto ha lamentado que el PP se quede solo al votar en contra de esta encomienda de gestión con "intención de enturbiar". La vicealcaldesa ha explicado que "es una acción preventiva para dependientes de grado 1" y ha reconocido que hay una diferencia "de céntimos" en el coste de las horas, pero que el Ayuntamiento "puede asumir".

Ahora en portada

Comentarios