Miércoles, 19.12.2018 - 04:50 h

Las milicias iraquíes se vengan del Estado Islámico con brutales asesinatos

  • Decapitan, desmembran y arrojan personas vivas desde edificios copiando los actos atroces de los yihadistas. Estados Unidos están investigando brutales imágenes que se encuentran en internet.
  • Fuentes iraquíes aseguran que las imágenes son fruto de una nueva estrategia del EI, mientras EEUU se plantea retirar los fondos a esas unidades militares que conquistan terreno a los yihadistas.

Abusos de unidades iraquíes

El Ejército iraquí, apoyado por milicias chiies, voluntarios de distintas tribus y las fuerzas capiteaneadas por Estados Unidos, que bombardean lugares estratégicos, han empezado a recuperar parte del territorio que hasta ahora estaba en manos de los terroristas del Estado Islámico.

El avance, importante y que supone acabar con el terrorismo yihadista, sin embargo se ha convertido en un ejemplo atroz de venganza, con ejecuciones idénticas a las que hasta ahora nos tenían acostumbrados el Estado Islámico, incluidas decapitaciones y desmembramientos.

Las unidades militares iraquíes, claves en la estrategia estadounidense contra el EI, están siendo investigadas por la comisión de atrocidades contra sus enemigos -fundamentalmente del Estado Islámico-, según recoge ABC News. Algunas unidades iraquíes incluso ya han sido excluidas de la colaboración con Estados Unidos por violaciones "creíbles" de los derechos humanos.

La investigación se puso en marcha después de se constatasen "crímenes de guerra", basándose en parte en docenas de videos terribles y fotos fijas que parecen mostrar soldados uniformados de algunas de las unidades de élite de Irak y miembros de las milicias que masacran a civiles, torturan y ejecutan a presos, y que muestran cabezas cortadas.

Las imágenes, extremadamente violentas, son de fácil acceso en internet e incluso se pueden ver en cuentas de Instagram, como la de este joven iraquí -iraqi_lion18-.La postura estadounidense

"A medida que las Fuerzas de Seguridad Iraquíes (ISF) avanzan, su conducta debe ser intachable o arriesgarse a ser consideradas lo mismo que los combatientes del Estado Islámico", según responsables del Gobierno estadounidense contactados por ABC News.

"Si se confirman estas acusaciones, los responsables deben rendir cuentas", aseguraron.

El senador demócrata Patrick Leahy, asociaciones de defensores de derechos humanos y expertos militares han asegurado que las fotos son pruebas de "crímenes de guerra" por parte de militares iraquíes.

Estados Unidos, según la Ley Leahy, estaría obligado a cortar los fondos a las unidades extranjeras cuando haya evidencias creíbles de violaciones de derechos humanos. En Irak, la responsabilidad de esta decisión correspondería al Departamento de Defensa.

"Yo diría que se debe aplicar la Ley Leahy", dijo recientemente el senador Leahy después de ver las aterradoras imágenes, "y creo deberiamos retener el dinero" que se está facilitando a esas unidades.

Según el Pentágono, en los meses transcurridos desde que Estados Unidos comenzó los ataques aéreos y a dar asistencia militar a Irak en agosto pasado se ha retenido ayuda a ciertas unidades iraquíes "a partir de informaciones veraces del pasado".

El presidente del Estado Mayor Conjunto, el general Martin Dempsey, dijo que el Ejército de Estados Unidos debe mantener una estrecha vigilancia sobre las milicias. "Estamos viendo con cuidado si las milicias -se hacen llamar las fuerzas de movilización popular- están implicadas en actos de represalia y de limpieza étnica", señaló.

Mientras, un portavoz del Gobierno iraquí advirtió que docenas de fotos proporcionadas por ABC News podrían ser propaganda del Estado Islámico.

Por su parte, funcionarios de Human Rights Watch y de Amnistía Internacional, que revisaron las fotos y los vídeos, aseguraron que es raro ver a tanta evidencia visual de abusos contra los derechos humanos.

"Por lo general, cuando las fuerzas cometen tales crímenes tratan de ocultarlos. Lo que estamos viendo aquí es una descarada exhibición, orgullosos de estos terribles crímenes", señaló Sarah Leah Whitson, directora ejecutiva para Oriente Medio de Human Rights Watch.Algunas imágenes que se investigan

ABC News se encontró con la primera de esas imágenes en septiembre de 2014, cuando un periodista investigaba cuentas de Instagram de tropas antiterroristas iraquíes y vio un vídeo en el que un prisionero esposado recibía un tiro en la cabeza por un hombre con uniforme de camuflaje. A 600 usuarios les gustaba esa imágen. Los subtítulos en inglés y árabe realizados por una persona que se identificaba como miembro de las fuerzas de seguridad iraquíes dicen textualmente: "Hemos arrestado a este terrorista ayer y lo mató después de haberlo interrogado".

Otra foto publicada en septiembre mostraba una cabeza cortada, con pelo largo y barba, que presuntamente pertenecía a un combatiente del Estado Islámico, colgada en el frente de un vehículo donado por Estados Unidos y con matrícula iraquí Ejército. Una segunda foto mostraba como un supuesto soldado iraquí cogía la cabeza y celebraba la decapitación. La profanación de muertos y los asesinatos extrajudiciales en guerra son violaciones de los Tratados de Ginebra.

En otra foto, un hombre que lleva un uniforme con un parche que parece ser de la Brigada de Respuesta a Emergencias pisa dos cabezas cortadas.

En otro video publicado en octubre, dos civiles desarmados son asesinados a tiros tras ser interrogados, pese a que habían negado pertenecer al Estado Islámico. Cuando la cámara enfoca se puede ver a un hombre con una pistola, que puede pertenecer, por los parches de su uniforme, a las fuerzas especiales iraquíes.

Varios combatientes iraquíes -que portan banderas iraquíes y parches de las fuerzas especiales iraquíes- toman fotos de un adolescente capturado que parece aterrorizado. "¿No acabas de disparar?", le pregunta un militar. El muchacho esposado asegura temeroso: "No, no, yo no disparé una sola bala".

Los hombres discuten sobre si matarlo, algunos piden calma, pero le disparan y le matan de todos modos. De fondo se oyen disparos y la explosión de morteros. "Esto es para vengar a los mártires", dice un hombre.

Las autoridades estadounidenses e iraquíes aseguran que han estado trabajando para autentificar la totalidad el contenido publicado en internet en sitios como Facebook, Instagram y Twitter. Los uniformes e insignias de fuerzas de operaciones especiales iraquíes, bajo el mando de las fuerzas antiterroristas de Bagdad, así como la Policía y las unidades especiales de intervención de emergencia del Ministerio del Interior son claramente identificables en muchas de las fotos y vídeos, que incluyen muchas cabezas cortadas y cadáveres arrastrados detrás de vehículos cedidos por Estados Unidos.

Ahora en Portada 

Comentarios