Empresas estatalizadas o nacionalizadas en Argentina

La mayor parte de las re-estatalizaciones y re-nacionalizaciones de empresas en Argentina tuvieron lugar durante el mandato del fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) y se intensificaron a partir de la presidencia de su esposa y sucesora Cristina Fernández.

Madrid, 16 abr.- La mayor parte de las re-estatalizaciones y re-nacionalizaciones de empresas en Argentina tuvieron lugar durante el mandato del fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) y se intensificaron a partir de la presidencia de su esposa y sucesora Cristina Fernández.

Entre las empresas españolas afectadas recientemente por estas medidas, total o parcialmente, se encuentran Aerolíneas Argentinas, que era propiedad del grupo turístico Marsans, y Aguas Argentinas, controlada por la francesa Suez y la española Agbar.

Durante el gobierno de Perón (1946-55), los altos ingresos obtenidos a lo largo de la II Guerra Mundial fueron empleados para nacionalizar los servicios públicos, que se privatizaron cuarenta años después, durante el gobierno neoliberal de Carlos Menem (1989-99).

En 1945, se decretó la nacionalización del gas y se creó la empresa pública Gas del Estado, privatizada en 1992 durante el mandato de Menem.

Asimismo, se nacionalizó en 1948 la red ferroviaria argentina, hasta entonces en manos británicas, creándose la estatal Ferrocarriles Argentinos, que fue privatizada en 1991-1993.

También en 1948, Perón creó la empresa pública Teléfonos del Estado, después renombrada Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL), que también pasó a manos privadas en 1990.

En 1949, se fusionaron las líneas aéreas nacionales bajo el nombre de Aerolíneas Argentinas. Cuatro décadas después, el gobierno argentino vendió a Iberia, entonces propiedad del Estado español, el 85% de la compañía.

Aerolíneas pasó en 2001 al grupo turístico español Marsans, que se hizo con el 92% del capital, aunque también tenían participaciones el Estado argentino (5%) y sus trabajadores (3%). En octubre de 2008, el Gobierno anunció la nacionalización de Aerolíneas.

En el campo energético, la empresa pública Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), creada en 1922 para la exploración, extracción y venta de petróleo, pasó a manos de la española Repsol en 1999.

El gobierno peronista de Néstor Kirchner (2003-2007) reestatalizó algunos servicios públicos.

La gestión de Correos, privatizada en 1997, volvió a manos estatales al ser revocada en noviembre de 2003 la concesión otorgada a la empresa SOCMA por incumplimientos de contrato.

En marzo de 2006, tras tensas negociaciones, fue revocado el contrato de servicio de aguas y saneamiento bonaerenses por una controversia de tarifas.

La concesión había sido otorgada a Aguas Argentinas, participada por la francesa Suez y la española Agbar.

En junio de 2006, el gobierno adquirió el 20% de Aeropuertos Argentinos 2000, que administra 32 terminales aéreas, con la opción de aumentar la participación estatal hasta un 40%.

En marzo de 2007, el gobierno decretó devolver al Estado los astilleros Tandanor, adquiridos en 1991 por un consorcio que quebró sin abonar lo pactado.

Durante la crisis energética de 2004, que obligó a racionar la venta de gas a Chile y volver a comprarlo a Bolivia, Kirchner creó Energía Argentina (Enarsa).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING