La Diputación de Zaragoza defiende que se cumplió con la legalidad al no ceder a Podemos la Residencia Pignatelli

Los grupos condenan la agresión sufrida por la presidenta de las Cortes este domingo en el exterior del pabellón Siglo XXI

La Diputación de Zaragoza defiende que se cumplió con la legalidad al no ceder a Podemos la Residencia Pignatelli

El presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), el socialista Juan Antonio Sánchez Quero, ha defendido que el acuerdo del Consejo de Administración de la Ciudad Escolar Pignatelli de no ceder las instalaciones de la residencia --propiedad de la DPZ-- a Unidos Podemos, para que celebrara allí su 'Asamblea de cargos públicos por la libertad, la fraternidad y la convivencia', fue una decisión "colegiada y democrática" del Consejo de Administración que, de este modo, cumplió con la legalidad.

Así lo ha afirmado este miércoles en el pleno de la institución provincial, sesión en la que el grupo de En Común ha presentado una moción en la que solicitaba a los grupos que expresasen su rechazo a esa decisión de negar el uso de la Ciudad Escolar Pignatelli, al considerar que "atentó contra derechos fundamentales recogidos en la Constitución".

En la propuesta, que ha sido rechazada con los votos en contra de PSOE, PP, Ciudadanos y Partido Aragonés (PAR), la abstención de Chunta Aragonesista y el único voto a favor de En Común, este grupo reclamaba también un informe de los servicios jurídicos de la corporación sobre la decisión de no ceder las instalaciones a Unidos Podemos para la celebración de su asamblea, que finalmente se desarrolló en el Pabellón Siglo XXI de la ciudad.

Sánchez Quero ha sentenciado que "este tema lo doy por zanjado, ya sabemos todo lo que ha ocurrido" y la decisión se tomó de forma "colegiada y democrática" por parte de los miembros del Consejo de Administración, por lo que "no hay más que decir".

Ha opinado que el hecho de no ceder estas instalaciones no vulneró derechos fundamentales porque, "como se pudo comprobar, el domingo se pudo celebrar la reunión" en el equipamiento del Ayuntamiento de Zaragoza y ha advertido de que "desde la Diputación, con la autonomía que tenemos, se decidió no hacer allí el acto, es una decisión colegiada y no hay nada más que decir", ha recalcado.

El presidente de la institución provincial ha condenado la agresión sufrida por la presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, a quien "un indeseable" arrojó un botellín de agua cuando la diputada de Podemos salió al exterior del Siglo XXI para hablar con la Policía sobre la seguridad en el recinto, tras concentrarse centenares de personas a las puertas del pabellón para protestar por el desarrollo de este acto.

"GRAVE PRECEDENTE"

El portavoz del grupo En Común, José Ángel Miramón, ha criticado que al negar el uso de la Ciudad Escolar Pignatelli para llevar a cabo la asamblea convocada por Unidos Podemos se vulneraron "los derechos de reunión y de libertad de expresión".

Miramón ha detallado que el miércoles 20 de septiembre, a las 14.17 horas, se envió un correo electrónico para solicitar la reserva del salón de actos de la residencia Pignatelli y esa misma tarde se indicó que a la mañana siguiente los organizadores visitarían las instalaciones para abordar cuestiones técnicas.

Sin embargo, el Consejo de Administración de la Ciudad Escolar Pignatelli acordó no ceder este equipamiento, alegando que la asamblea era un acto "prorreferéndum independentista" y no era adecuado celebrarlo en una residencia de estudiantes, ha lamentado, para advertir de que en la página web de la residencia se indica que las instalaciones pueden ser reservadas por empresas, entidades y partidos y, de hecho, otras formaciones han utilizado el salón de actos para sus congresos y actividades.

La decisión se tomó "sin base jurídica y crea un agravio comparativo con el resto de partidos", ha dicho tajante Miramón, alertando además de que "crea un grave precedente". Ha observado que el Ayuntamiento de Zaragoza "no encontró ningún motivo" para ceder una de sus instalaciones y permitir el desarrollo de la asamblea.

Asimismo, José Ángel Miramón ha rechazado la actuación del delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, a quien ha pedido "responsabilidades políticas por su ineficacia y mal planteamiento" en cuanto a la falta de seguridad en el exterior del pabellón Siglo XXI.

APOYO A VIOLETA BARBA

El portavoz socialista, Francisco Compés, ha manifestado su "apoyo y solidaridad" a la presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, "segunda autoridad de la Comunidad", por la agresión que sufrió cuando pedía más seguridad en el recinto, agregando que "la violencia es injustificable".

Compés ha sostenido que el referéndum en Cataluña, del que se iba a hablar en esta asamblea de Podemos, "no podía comprometer a una institución como la Diputación de Zaragoza, cuya primera obligación es cumplir la legalidad" y, por este motivo, no se cedió el espacio.

El portavoz del PP, Francisco Artajona, ha apuntado que distintas resoluciones judiciales y el Tribunal Constitucional están prohibiendo la realización de actos de apoyo al referéndum ilegal del 1 de octubre, manifestando su respaldo a la decisión que se tomó porque se hizo pensando en garantizar "los principios básicos del sistema democrático". "Es una decisión acertada y la única posible".

Artajona ha sostenido que había suficientes efectivos de la Policía para garantizar la seguridad durante el desarrollo de la asamblea de Unidos Podemos en el Pabellón Siglo XXI y ha condenado la agresión a la diputada de la formación morada Violeta Barba, expresando "nuestra condena y repulsa a cualquier acto de violencia venga de donde venga y se produzca donde se produzca".

COMPROMETER AL PSOE

La portavoz de Ciudadanos, Elena Martínez, ha comentado que "con la gran cantidad de espacios que tiene el Ayuntamiento, que es del mismo grupo que ustedes, nos hacen dudar de sus pretensiones al pedir la Ciudad Escolar Pignatelli" para organizar esta asamblea y ha estimado que "quizá lo único que pretendían era comprometer o involucrar al PSOE".

Martínez ha detallado que Cs asistió al Consejo de Administración, pero sin derecho a voto, si bien ha apoyado la decisión tomada y ha dicho a En Común que "algunos en esta institución estamos para trabajar por y para los municipios y no para darle vueltas a un debate estéril".

El portavoz de CHA, Bizén Fuster, ha relatado que Unidos Podemos invitó a su partido a asistir a la asamblea, pero CHA declinó la invitación al estimar que era un acto que buscaba "protagonismo político y electoralismo".

Fuster ha reconocido que la Ciudad Escolar Pignatelli ha albergado actos de otros partidos, como CHA, "sin que haya sido necesario decir de qué íbamos a hablar" y ha lamentado la "actitud violenta de algunos ultraderechistas" que acudieron a protestar al exterior del Pabellón Siglo XXI.

Por último, el portavoz del PAR, José Antonio Sanmiguel, ha expresado su total respaldo a la decisión adoptada por el presidente de la Diputación y por el Consejo de Administración de la Ciudad Escolar Pignatelli.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios