Domingo, 25.08.2019 - 12:02 h

El fantasma de la corrupción en las altas esferas vuelve a agitar a Perú

Las acusaciones de presunta corrupción lanzadas contra dos expresidentes han vuelto a agitar a la política en Perú, donde se tiene muy presente el caso de Alberto Fujimori (1990-2000), su único mandatario preso por estos delitos.

Diana León Banda

Lima, 21 may.- Las acusaciones de presunta corrupción lanzadas contra dos expresidentes han vuelto a agitar a la política en Perú, donde se tiene muy presente el caso de Alberto Fujimori (1990-2000), su único mandatario preso por estos delitos.

Los exmandatarios Alan García (1985-1990 y 2006-2011) y Alejandro Toledo (2001-2006), posibles candidatos presidenciales a los comicios de 2016, han sido envueltos en sospechas de corrupción que, según el analista político Augusto Álvarez Rodrich, en esta época "de adelanto del carnaval electoral" se lanzan "como confeti".

A partir de un reportaje periodístico que reveló la compra de dos inmuebles por cinco millones de dólares por parte de la suegra de Toledo, Eva Fernenbug, aquel afrontará una investigación preliminar de la Fiscalía por presunto enriquecimiento ilícito.

El fiscal de la Nación, José Peláez, señaló hoy que conforme avance la investigación preliminar se le solicitará el levantamiento de su secreto bancario, la reserva bursátil, entre otras medidas.

Toledo, economista y catedrático de la Universidad de Stanford, había anunciado hoy que testificará ante la Fiscalía y que aceptará que se levante su secreto bancario para despejar las dudas generadas por las compras de su suegra.

"Voy a ir al Perú para tomar el toro por las astas. Está de por medio mi prestigio, mi capital político, mi partido al que amo. Voy a consultar con el abogado de la señora Fernenbug para ver qué es lo permitido de decir y mostraré mis ingresos", expresó.

Alan García, por su parte, está siendo investigado por presunto enriquecimiento ilícito después de que se revelara que compró una casa en el distrito limeño de Miraflores por 830.000 dólares.

A inicios de mayo, García señaló que sus ingresos en los últimos 18 meses sumaron 3.352.000 soles (1.269.696 dólares), producto de su trabajo "académico, intelectual y como escritor".

Una comisión especial del Congreso también investiga los posibles casos de corrupción ocurridos durante el segundo mandato de García, entre los que se han señalado irregularidades en obras públicas y en el otorgamiento de indultos a presos por tráfico de drogas.

Augusto Álvarez Rodrich dijo a Efe que las investigaciones por presunta corrupción contra los políticos peruanos tienen que profundizarse de forma "seria, clara y transparente".

"Durante la campaña electoral salen las denuncias de un lado y del otro, y los candidatos usualmente guardan material para denunciarse cuando se acerca la elección, pero como sienten que se ha adelantado el periodo están tratando de bajarse candidatos para ir descartando algunos y sacan su arsenal de denuncias", manifestó Álvarez Rodrich.

El tema ha removido los fantasmas del régimen del ahora encarcelado Fujimori, en cuya gestión se gestó la mayor red de corrupción de la historia peruana, liderada por el exasesor Vladimiro Montesinos.

Aunque Fujimori ha sido condenado a 25 años de cárcel por violaciones a los derechos humanos, también ha recibido condenas menores por delitos de corrupción, lo que ha marcado un precedente histórico en el país.

Entre otros casos, ratificados en 2011, el exmandatario ha sido condenado a entre 6 y 8 años por la compra irregular de medios de comunicación, el soborno a congresistas y espionaje telefónico.

Para Álvarez Rodrich, el caso de Fujimori es un caso especial que pese a que debió haber "vacunado" al país contra la corrupción, no lo hizo.

"La corrupción en Perú es un mal que no se ha atacado como se debe... La corrupción no se ha limpiado. La corrupción de repente es la misma (que en la época de Fujimori), pero la impunidad sigue estando vigente. Peor que la corrupción es la impunidad", precisó.

En la actualidad, Fujimori se encuentra a la espera del resultado de su solicitud de indulto humanitario presentada en octubre pasado por sus cuatro hijos ante el presidente Ollanta Humala, quien en una fecha indeterminada se tendrá que pronunciar al respecto.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios