Gobierno Vasco advierte a Rajoy de que, "antes o después" del 1-O, deberá asumir "la plurinacionalidad" del Estado

Cree que la prórroga de los PGE de 2017 permitiría cumplir los "compromisos" con Euskadi asumidos por el PP

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha advertido al Ejecutivo central de que, "antes o después" del 1 de octubre, fecha fijada para el referéndum soberanista de Cataluña, deberá iniciar un proceso de diálogo para buscar una "solución política" basada en la reformulación del Estado autonómico y en el reconocimiento de la "realidad plurinacional" del Estado español.

Erkoreka, que ha comparecido ante los medios de comunicación tras el Consejo de Gobierno semanal, también se ha referido a la posibilidad de que la respuesta del Gobierno central al proceso soberanista de Cataluña impida la reedición del pacto sobre los Presupuestos Generales del Estado de 2017 alcanzado entre el PNV y el PP.

El portavoz del Ejecutivo autonómico ha asegurado que, en caso de que no haya un acuerdo que permita aprobar los PGE de 2018, la prórroga de las Cuentas de este año permitiría cumplir los compromisos en materia de inversiones en Euskadi asumidos por el gabinete de Mariano Rajoy en el pacto presupuestario de 2017.

Por otra parte, Erkoreka ha afirmado que hacer "especulaciones" sobre lo que pueda ocurrir el 1 de octubre en Cataluña sería "una imprudencia y una irresponsabilidad".

No obstante, ha recordado que el planteamiento del Gobierno Vasco en torno al autogobierno resulta necesario "reformular la estructura y el modelo del Estado autonómico", de forma que se dé respuesta y se tenga en cuenta el carácter "plurinacional" de España.

"SINGULARIDAD" DE EUSKADI

En el caso concreto de Euskadi, ha subrayado que la reformulación del Estado autonómico debería garantizar el respeto a "la singularidad jurídica, política e histórica" del País Vasco. En cuanto a la situación de Cataluña, ha reiterado el mensaje de que se trata de "un problema político enquistado", por lo que la solución sólo será posible a través de "el acuerdo y la negociación".

El portavoz del Gobierno Vasco ha advertido al Ejecutivo central de que, "antes o después" del 1 de octubre, deberá impulsar un proceso de diálogo para buscar una "solución política". La solución, según ha insistido, debe consistir en una "reformulación" del Estado autonómico .

Erkoreka considera que el "problema" es que el PP "no reconoce la realidad plurinacional del Estado", una posición que le "aleja" de la posibilidad de la solución que se debe "arbitrar" para la situación de Cataluña.

En este sentido, ha recordado que el propio programa de gobierno del Ejecutivo autonómico, formado por el PNV y el PSE-EE, alude a la necesidad de avanzar hacia un modelo de estado autonómico "que asuma y tenga en cuenta la realidad plurinacional".

PRESUPUESTOS

En respuesta a los periodistas, también se ha referido a los efectos que puede tener la situación de Cataluña sobre las relaciones entre los Gobiernos central autonómico y entre el PNV y el PP. Erkoreka ha asegurado que desde el gabinete de Iñigo Urkullu "no se van a incumplir" los compromisos asumidos en el acuerdo alcanzado con el PP para aprobar los Presupuestos vascos de 2017.

Según ha explicado, el lehendakari mantiene su "disposición" para dialogar con todos los partidos de la oposición para sacar adelante las Cuentas de 2018, y en ningún caso "va a amenazar a nadie" con "incumplir" los contenidos del acuerdo sobre las Cuentas de 2017.

En el caso de los PGE, ha subrayado que, si el pacto entre el PNV y el PP para los Presupuestos Generales del 2017 no se reedita y no es posible aprobar unas nuevas Cuentas para 2018, la prórroga presupuestaria permitiría que el gabinete de Mariano Rajoy cumpliera este año los "compromisos" asumidos.

"La prórroga podría permitir, en muchos casos, dar respuesta a compromisos ya asumidos. En cualquier caso, el Gobierno vasco no es el responsable de la elaboración del Presupuesto General del Estado de 2018, y lo único que pide a todos los actores, a todos los agentes que han asumido compromisos en relación con el desarrollo económico de Euskadi, es que cumplan los acuerdos cerrados", ha añadido.

Erkoreka ha explicado que el Ejecutivo autonómico "no opera, en ningún momento, sobre la hipótesis de que vaya a incumplir los acuerdos de 2017 o que sean inviables de cara al futuro". De hecho, ha asegurado que el Gobierno Vasco "sigue comprometido en que lo acordado está para ser cumplido, no para desatenderlo".

"MARGEN IMPORTANTE"

En este sentido, ha recordado que los PGE DE 2017 recogen partidas nominativas como las destinadas a Zinemaldia, Euskaltzaindia, Aranzadi o museos, que puede ser "objeto de prórroga para 2018". De esa forma, "podrían ejecutarse al igual que lo hicieron en el 2017", ha añadido.

A su juicio, "en principio, el juego de la prórroga presupuestaria aporta un margen importante para seguir cumpliendo los compromisos ya asumidos y que han empezado a hacerse efectivos en el ejercicio 2017".

Ahora en portada

Comentarios