Hacienda explica que el reparto del FLA a Cataluña es ajeno a los controles impuestos a Cataluña

El secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, ha explicado que el reparto del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) acordado para el cuatro trimestre del año no tiene que ver en el caso de Cataluña con las medidas de control de gastos impuestas a la Generalitat para evitar que financie el referéndum de independencia del domingo.

Hacienda explica que el reparto del FLA a Cataluña es ajeno a los controles impuestos a Cataluña

Cataluña va a recibir de octubre a diciembre 1.971,46 millones de euros del FLA, el 31,7 por ciento del total distribuido entre las nueve comunidades adheridas al Fondo. Fernández de Moya ha explicado que este dinero va dirigido a atender vencimientos de deuda y a pagar directamente a los proveedores de los servicios básicos, educación, sanidad y servicios sociales. "No tiene que ver con las medidas de control reforzado", ha aclarado el secretario de Estado.

Estas afectan a las entregas a cuenta que recibe la Generalitat del sistema de financiación autonómica, que este mes ascienden a 1.463 millones. Este dinero ya no se transfiere al Gobierno catalán sino que Hacienda realiza directamente los pagos a los proveedores de sanidad, educación, servicios sociales y las nóminas de los funcionarios, siempre previo certificado de la intervención general de Cataluña de que no van dirigidos a financiar el referéndum.

"Que ni un solo euro se destine a financiar el proceso refrendario, ilegal e inconstitucional", ha subrayado Fernández de Moya. "No hablamos de intervención, no hemos asumido ninguna competencia de la Generalitat", ha defendido.

AHORRO DE INTERESES

La Comisión Delegada para Asuntos Económicos del Gobierno ha aprobado el reparto del cuarto trimestre del FLA y también del Fondo de Facilidad, creado para las comunidades que cumplen la senda de estabilidad. Desde enero, y entre ambas vías de financiación, las autonomías habrán recibido en total 25.80,4,9 millones de euros.

Fernández de Moya ha explicado que estos fondos suponen también un ahorro de intereses para las comunidades que se adhieren, porque el Estado les presta el dinero en mejores condiciones que los mercados. En 2017, y entre todas ellas, el ahorro que calcula Hacienda asciende a 6.400 millones de euros.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios