El Congreso aprueba el Pacto de violencia machista sin unanimidad por la abstención de Podemos

El Pleno del Congreso ha aprobado, con el voto a favor de todos los grupos excepto Unidos Podemos, que se ha abstenido, el informe del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, un documento que contiene 213 medidas consideradas imprescindibles para terminar con esta lacra. La formación morada ha decidido no apoyar este documento al considerar que no hay calendario ni presupuestos que puedan garantizar su ejecución.

El Congreso aprueba el Pacto de violencia machista sin unanimidad por la abstención de Podemos

El texto incorpora también 18 votos particulares, aprobados por mayoría pero que no forman parte del acuerdo unánime, que contará con un presupuesto de 1.000 millones de euros para los próximos cinco años, a repartir entre Administración Central, comunidades autónomas y ayuntamientos. El Gobierno tiene ahora dos meses para articular el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, a partir de este texto y el aprobado de forma unánime por el Senado hace dos semanas.

El debate celebrado en la Cámara Baja ha sido presenciado desde la tribuna de invitados por asociaciones de mujeres y víctimas de violencia. Junto con ellas, estaba Ruth Ortiz, exmujer de José Bretón, quien asesinó a sus hijo como venganza hacia ella. Precisamente, la última medida incorporadas en el pacto a instancias del PSOE y apoyada por todos los grupos es considerar como víctima de violencia de género a las madre cuyos hijos han sido asesinados por sus padres.

La presidenta de la subcomisión para lograr este acuerdo, la diputada socialista Pilar Cancela, ha agradecido el trabajo "ingente" de los miembros de este órgano, así como a los numerosos comparecientes y aquellos expertos y asociaciones que escribieron para poder participar en la elaboración del documento y que, según ha explicado, no pudo ser por falta de tiempo.

Cancela ha explicado que el diagnóstico realizado por la subcomisión sobre la situación del país en esta materia ha determinado que la violencia de género "es un problema global y estructural". "El informe asume que la eliminación de la violencia de género necesita de una actuación unitaria y coordinada", ha apuntado.

También ha intervenido la ministra de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, que ha afirmado que el Gobierno "no va a dimitir" en la lucha contra la violencia machista y se ha dirigido directamente a Ruth Ortiz manifestándoles su apoyo y asegurándole que va a tener al Ejecutivo de su lado.

Por su parte, la socialista Ángeles Álvarez, ha asegurado que exigirá un crédito extraordinario de, al menos, 200 millones de euros para violencia de género, en el caso de que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) se prorroguen. El objetivo es que se pongan en marcha cuanto antes las medidas incluidas en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género que se ha aprobado este jueves en el Congreso.

"Al PP queremos adelantarles que, si los presupuestos se prorrogan, exigiremos la habilitación de un crédito extraordinario no inferior a un quinto de los compromisos para los próximos cinco años", ha declarado la diputada.

((Habrá ampliación))

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios