Jueves, 19.09.2019 - 21:51 h

Cómo extinguir tu contrato y cobrar indemnización

Puedes exigir el fin de tu contrato si se han producido modificaciones sustanciales

¿Quieres irte de tu empresa pero no quieres hacerlo con las manos vacías? Las indemnizaciones, en principio, sólo son aplicables cuando el empresario decide finalizar su relación con el trabajador. Sin embargo, el Estatuto de los Trabajadores también contempla otras posibilidades con las que obtener esta remuneración. En este practicograma lo descubrirás.

1 Extinción del contrato por voluntad del trabajador.

Los trabajadores pueden solicitar el fin de sus contratos y cobrar indemnización por despido si se producen "cambios sustanciales" en sus condiciones laborales.

Miguel Font, abogado del bufete Gené Font Mora, explica que el artículo 50 del Estatuto de los Trabajadores establece las tres principales condiciones en las que se puede solicitar este tipo de extinción:

- Modificaciones sustanciales en las condiciones de trabajo: salario, jornada, cambio geográfico...

- Falta de pago o retrasos continuados en el salario.

- Incumplimiento grave de las obligaciones por parte del empresario.

2 Una demanda para conseguir la indemnización.

Al igual que en los casos de despido improcedente la empresa tiene dos opciones: pagar al empleado o resistirse a ello y tener que pasar por los tribunales. Si se opta por la segunda opción, el trabajadores deberá primero llevar su queja al Tribunal de Arbitraje y Conciliación.

"Se debe pedir la resolución del contrato de trabajo y la indemnización", comenta Miguel Font. El abogado matiza este órgano sirve de intermediario, "un intento por conseguir un acuerdo". Si, finalmente, no se logra, habrá que interponer una demanda y será el juez el que resuelva el caso.

3 ¿Qué ocurre con los contratos temporales?

Por regla general, un trabajador puede mantenerse en una empresa de forma eventual durante un año -prorrogación de contrato de 6 mese generalmente-, aunque en casos de contratos de obra y servicio este período puede incrementarse hasta tres años.

"Transcurrido este plazo, los trabajadores tienen que convertirse en indefinidos", asegura Sergio Herrero, de Legálitas. La empresa que, después de mantener al trabajador este tiempo, decide no mantenerlo en plantilla deben indemnizarle por 12 días por año trabajado.

4 Si te ofrecen contrato indefinido tienes dos opciones...

Superado el período temporal la empresa puede ofrecer al trabajador el contrato indefinido. "Si el empleado lo rechaza, estaría causando una baja voluntaria", argumenta Sergio Herrero. Por tanto, no cabría indemnización alguna.

Si, por el contrario, el trabajador acepta y se vuelve indefinido tendrá un nuevo 'compromiso de permanencia' con la empresa', no podría recibir indemnización si, por ejemplo, decidiera marcharse tres meses después. "Incluso aunque avise con 30 días de antelación no tendría derechos a este cobro", subraya Herrero.

Al igual que en las otras modalidades de contrato, los trabajadores indefinidos reciben indemnización sólo cuando es la empresa la que les despide o, cuando se produce una modificación sustancial en las condiciones de laborales (Paso 1 y 2).

5 ¿Y el finiquito?

Los trabajadores indefinidos que avisan con 15 días de antelación no reciben indemnización pero no tienen por qué irse con las manos vacías. Si el empleado no ha disfrutado de los días de vacaciones, puede cobrar estos 'festivos' en el finiquito.

Al marcharse renuncia al derecho al paro y a la indemnización, pero si anuncia su marcha con antelación podrá cobrar las vacaciones y las pagas extraordinarias no disfrutadas. Eso sí, al causar baja voluntaria no podrá tener derecho a paro en ese momento.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios