Martes, 21.11.2017 - 02:18 h
Catástrofe medioambiental

Las claves del hundimiento del Prestige, 15 años después

Este lunes se cumplen 15 años del hundimiento del buque Prestige frente a las costas gallegas.

Fotografía del Prestige en pleno hundimiento.
El Prestige en pleno hundimiento.

El 13 de noviembre de 2002, el petrolero monocasco Prestige se accidentó en una tormenta mientras transitaba cargado con 77.000 toneladas de fuelóleo frente a la Costa de la Muerte, en el noroeste de España, y tras varios días de maniobra para su alejamiento de la costa gallega se hundió el 19 de noviembre de 2002.

1. Qué pasó en noviembre de 2002

El 13 de noviembre de 2002, el buque monocasco Prestige se accidentó en una tormenta frente a la Costa de la Muerte, en Galicia. El buque estaba cargado con 77.000 toneladas de fuelóleo (un combustible pesado, usado para las calderas, altamente contaminante). Tras accidentarse el ministro de Fomento de aquella época, Francisco Álvarez Cascos y el Presidente del Gobierno, José María Aznar, ordenador enviar el buque lo más lejos de la costa. Después de seis días de rumbo errático el buque se partió por la mitad y acabó hundiéndose el 19 de noviembre a unos 250 km de la costa.

2. Qué era el Prestige

El Prestige era un buque que en el momento de su hundimiento tenía 26 años y le quedaban dos y medio para ser retirado. Cubría la ruta de San Petersburgo (Rusia) a Gibraltar. Se iba a retirar porque entraba en vigor una normativa europea en la que se obligaba a los barcos a tener doble casco para navegar por aguas comunitarias, el Prestige tenía solo un casco. El barco no había pasado ningún tipo de control desde 1999.

3. Quién controlaba el barco


El petrolero tenía bandera de las Bahamas, pero su dueño era liberiano (Mare Shipping), su armador era griego (Universe Maritime), disponía de un certificado estadounidense para navegar (ABS), lo había fletado una sociedad suiza (Crown Ressources), estaba asegurado por una mutua británica (The London Steamship Owners) y navegaba bajo el mando de un capitán griego (Apostolos Mangouras).

4. Qué pasó con el vertido


El vertido de fuel causó una de las mayores catástrofes medioambientales de la historia de España, tanto por la cantidad de contaminantes liberados como por la extensión del área afectada. El 'chapapote' inundó playas paradisíacas y obligó a prohibir la pesca durante meses en casi 1.000 kilómetros de litoral.

5. Los costes del vertido

En los nueve meses posteriores se recogieron unas 17.000 aves muertas. Además, la limpieza del vertido y el sellado del buque tuvieron un coste de 12.000 millones de dólares.

6. Movimiento Nunca Máis

Una de las imágenes más representativas de la catástrofe del Prestige fue la labor de los voluntarios en la limpieza de las playas y en la recuperación de las aves. Las autoridades contabilizaron unas 115.000 personas, así como 327.476 participaciones en tareas de limpieza por persona y día, entre noviembre de 2002 y julio de 2003. Estas acudieron de forma espontánea u organizada desde toda Galicia, 5.000, y del resto de España; unos 1.000 voluntarios eran extranjeros. Otras fuentes elevan la cifra de voluntarios 200.000 o incluso 300.000.

7. Quiénes fueron juzgados

La instrucción del caso duró nueve años y participaron cinco jueces. El juicio comenzó el 16 de octubre de 2012 y en el banquillo se sentaron: el capitán Apostolos Mangouras y el exdirector de la Marina Mercante José Luis López-Sors. Diez años después sólo se condenó al griego Apostolos Mangouras, por un delito de desobediencia grave a las autoridades españolas. Tardó tres horas en aceptar el remolque del buque, en apuros y vertiendo fuel, cuando sufrió el accidente.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios