Viernes, 24.11.2017 - 07:06 h

El Vaticano dejó de contar con el revisor de cuentas porque promovió una investigación ilegal en la Santa Sede

El Vaticano ha explicado que dejó de contar con el ex primer revisor general de las cuentas de la Santa Sede, Libero Milone, quien dimitió de su cargo en junio de este año, porque sobrepasó sus funciones al promover una investigación ilegal contra altos exponentes de la Santa Sede.

"Lamentablemente consta que la oficina dirigida por Milone, excediéndose en sus competencias, encargó ilegalmente a una sociedad externa el desarrollo de actividades investigadoras sobre la vida de exponentes de la Santa Sede", ha manifestado la oficina de prensa del Vaticano en una nota de prensa.

Estas afirmaciones son la respuesta de la Santa Sede antes las declaraciones que Miloni ha efectuado a varios medios de comunicación en las que ha manifestado que su dimisión fue forzada porque se habían manipulado pruebas contra él.

La Santa Sede ha explicado que la intención de Miloni de encargar una investigación externa "además de constituir un delito, ha irremediablemente mermado la confianza en el señor Milone, el cual, ante su responsabilidad, aceptó libremente ofrecer su dimisión".

La Santa Sede ha expresado su sorpresa antes las declaraciones de Milone y ha manifestado que este rompió "el acuerdo de mantener en secreto los motivos de su dimisión". Asimismo, ha esclarecido que con base a los estatutos, "la labor del revisor general es el de analizar los presupuestos y las cuentas de la Santa Sede y de sus administraciones".

Milone presentó su su dimisión al pontífice tras haber estado dos años al frente del el órgano instituido por el papa Francisco en 2014 para el analisis del balance económico y la revisión financiera de la Santa Sede.

Ahora en portada

Comentarios