Viernes, 15.12.2017 - 20:50 h

El Consell incrementa en cinco millones las ayudas a pensionistas frente a copagos farmacéuticos y ortoprotésicos

El Consell incrementa en cinco millones las ayudas a pensionistas frente a copagos farmacéuticos y ortoprotésicos

Así lo ha explicado la vicepresidenta y portavoz de la Generalitat, Mónica Oltra, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell,m que ha autorizado dos decretos por los que se aprueban las bases reguladoras para la concesión de ayudas a los colectivos de pensionistas y personas con diversidad funcional, destinadas a compensar gastos relacionados con la protección de la salud.

De esta forma, se extenderán a 2017 las ayudas en este ámbito iniciadas en 2016. Gracias a estas medidas, estos colectivos seguirán sin abonar los copagos farmacéuticos y ortoprotésicos, es decir, continuarán sin pagar por los medicamentos recetados por los médicos del Sistema Público de Salud y, además, en el caso de las personas con diversidad funcional, accederán a las ortoprótesis que necesiten sujetas a financiación pública sin pago suplementario.

En concreto, las ayudas van destinadas, por una parte, a pensionistas con niveles de rentas inferiores a 18.000 euros y a sus beneficiarios y, por otra, a personas con diversidad funcional con los siguientes requisitos: menores de 18 años con discapacidad diagnosticada con un grado de minusvalía igual o superior al 33% y mayores de 18 años diagnosticadas con un grado de minusvalía igual o superior al 65%.

Las ayudas son aplicables a los tratamientos médicos, tanto farmacológicos como ortoprotésicos, prescritos por profesionales del sistema sanitario público valenciano a pacientes residentes en la Comunitat Valenciana.

Este año se ha incrementado el importe total de las ayudas destinadas al colectivo de pensionistas con un aumento de cinco millones de euros.

De este modo, serán un total de 40 millones de euros con cargo a los presupuestos de la Generalitat para 2017 los destinados a estas ayudas, frente a los 35 millones aportados en 2016. Además, se destinarán también 6,6 millones de euros a ayudas para el colectivo de personas con diversidad funcional, por lo que las ayudas para ambos colectivos ascienden a un total 46,6 millones de euros, lo que supone un incremento del 12% respecto al destinado en 2016.

El año 2016 ha sido el primero en el que el Consell ha llevado a cabo las ayudas destinadas a facilitar la adherencia a tratamientos médicos, motivo por el que se aprobaron los respectivos Decretos 239/2015 y 240/2015 del Consell que regulan estas ayudas a ambos colectivos.

En los casi doce meses de aplicación de los mencionados decretos, hasta el 20 de diciembre de 2016, han sido un total 909.800 personas las que se han beneficiado de estas ayudas. En concreto, 116.809 personas con diversidad funcional y 792.991 pensionistas con rentas bajas.

Los decretos aprobados por el Consell están destinados a combatir las situaciones de desigualdad derivadas de la introducción de los copagos el año 2012, una medida que perjudica a los colectivos más vulnerables.

Se trata de ayudas destinadas a compensar gastos derivados de la protección de la salud para personas en situación de enfermedad y necesidad, de manera que no hayan de abandonar su tratamiento médico, con el riesgo que eso supone para su salud y el del resto de la población.

REDUCCIÓN DE ABANDONO DE TRATAMIENTOS

Tras la aprobación de los decretos en 2016, según datos de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, la tasa de abandono de tratamientos médicos se ha reducido hasta en un 31,7% entre enero y noviembre de 2016 respecto al mismo período del año anterior.

En concreto, por tipo de diagnóstico, destaca la caída del abandono del tratamiento de procesos relacionados con enfermedades crónicas como la hipercolesterolemia en un 34%, la diabetes en un 31% o la hipertensión en un 30%.

Ahora en portada

Comentarios