Jueves, 14.12.2017 - 23:41 h

Facultativos del Hospital de Salamanca aseguran que los niños están "bien atendidos" y que no se ha improvisado

Facultativos del Hospital de Salamanca aseguran que los niños están "bien atendidos" y que no se ha improvisado

En el encuentro con los medios han participado el director médico del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, Gonzalo Varela, y el jefe de Pediatría, Pedro Gómez de Quero; acompañados por la jefa de Neonatología, Pilar García, y la supervisora de Enfermería de Pediatría, Marisol Hernández.

El primero en tomar la palabra ha sido el doctor Varela, quien ha comenzado lanzando "un mensaje de tranquilidad, sobre todo a los padres" pues los menores "están siendo bien atendidos" por un Servicio de Pediatría "muy bien dotado" y con medios suficientes para hacer frente a "una situación aguda" como la actual.

Por su parte, Pedro Gómez ha insistido en la correcta atención a los niños ante un brote "mayor que otros años", un incremento de casos que "en ningún momento" ha supuesto que el Servicio haya estado "fuera de control".

"No hemos actuado de forma improvisada", ha añadido sobre un proceso "planificado" con varias fases de actuación -entre ellas triplicar camas en momentos puntuales o abrir una nueva planta- y un proceso que, de agravarse más, contempla incluso la derivación de menores a otros hospitales de la Comunidad o de Madrid.

BRONQUIOLITIS "MÁS VIRULENTA"

Actualmente, hay 53 niños ingresados y otros seis en la UCI Pediátrica por la virulencia de un brote que ha llegado "antes" que otros años y con mayor fuerza. Según los datos del doctor Gómez, acuden al hospital entre un 30 y un 40 por ciento más que en ejercicios anteriores, y el número de ingresos ha subido entre un 50 y 60 por ciento.

Asimismo, el número de ingresos en UCI ha pasado de una campaña a otra de 22 a 24 y, si el año pasado ninguno precisó ventilación mecánica, este año ha sido necesaria para "la mitad" de los presentes en Cuidados Intensivos, ha añadido.

Respecto al perfil de los afectados, el 85 por ciento de los casos corresponde a menores de dos años, de los cuales los menores de seis meses son los que necesitan "mayor vigilancia". En todos los casos, ha continuado, tienen que hacer frente a un brote para el que "no hay ningún tratamiento efectivo" y que se supera en unas dos semanas, en algunos casos durante algunos días con apoyo de oxígeno.

CONSEJOS Y SÍNTOMAS

En cuanto a consejos, Pedro Gómez ha recomendado evitar ir con los menores a grandes superficies comerciales durante estos días, evitar que personas acatarradas se les acerque y mantener todos un correcto y permanente lavado de manos.

Por otra parte, en alusión a los síntomas en los niños, el jefe de Pediatría ha explicado que comienza con un cuadro catarral y que a las 24-48 horas provoca dificultad para respirar, que puede ir acompañado de fiebre y que en algunos casos precisa de soporte hospitalario.

Ahora en portada

Comentarios