Viernes, 16.11.2018 - 13:41 h

Miguel Ángel Ortiz, gerente del HUBU: "Yo dirijo un hospital público con una altísima calidad asistencial"

Niega "tibieza" frente a la concesionaria y recuerda que se han impuesto a ésta penalizaciones por importe de 180.000 euros

Miguel Ángel Ortiz, gerente del HUBU: "Yo dirijo un hospital público con una altísima calidad asistencial"

El director gerente del Hospital Universitario de Burgos, Miguel Ángel Ortiz, ha defendido hoy el nuevo modelo concesional aplicado en dicho centro sanitario, del que ha puesto en valor tanto la calidad de sus servicios como su plantilla de profesionales, al tiempo que ha advertido de los rigurosos controles, "sin tibieza alguna", que la Administración regional somete a la empresa concesionaria, Eficanza.

El máximo responsable del HUBU, en su intervención en la comisión de investigación sobre sobrecostes en el centro sanitario que cierra esta primera fase de comparecencias en las Cortes iniciada en junio de 2016, con cerca de medio centenar de participantes, se ha mostrado especialmente gráfico al tratar de zanjar la polémica respecto del modelo aplicado y que los grupos de la oposición analizan en clave de privatización.

"Yo dirijo un hospital público, con 3.089 profesionales, el 95 por ciento de ellos funcionarios o de carácter estatutario, es uno más de los catorce hospitales públicos que hay en Castilla y León, sin ninguna diferencia, y con una calidad asistencial altísima", ha replicado Ortiz, quien ha precisado que la única novedad radica en materia de inversiones, que corre por cuenta de la concesionaria, Eficanza, aunque en este extremo también se ha felicitado de que el HUBU es el único de España que tiene garantizado este capitulo hasta el año 2035.

El compareciente, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha reconocido el carácter "novedoso" del modelo concesional--colaboración público-privada--aplicado en el HUBU, "que ha requerido de un interpretación férrea y dura por parte de la Junta", en referencia a que el equipo directivo de Sacyl es el que lo dirige, exigiendo el oportuno mantenimiento por parte de la concesionaria, que es la encargada de garantizar los servicios asistenciales.

"Y velamos por ello con rigor", ha incidido Ortiz, quien ha explicado que esa disparidad de criterios entre la Oficina de Seguimiento de la Concesión (OSCO) que encabeza y la concesionaria se ha traducido en ocasiones en litigios en los tribunales desfavorables a esta última y con incluso importantes penalizaciones para Eficanza por incumplimientos de contrato que ha cifrado en unos 180.000 euros.

El gerente del HUBU, cuya intervención no ha satisfecho las expectativas de los grupos de la oposición, ha insistido en que el centro que dirige está al nivel de los mejores de España, "incluso por encima", en capítulo presupuestario y asistencial, en un trabajo que ha calificado de "impecable" y que ha contribuido no sólo a eliminar la lista de espera sino a ser referencia en distintas especialidades y a ser el hospital más demandado por los mejores números de MIR, "y por algo será".

Ortiz, quien accedió a la gerencia del HUBU en agosto de 2011, casi un año antes de la entrada en funcionamiento del centro, en junio de 2012, ha reconocido los problemas inicialmente existentes debido a determinados defectos de construcción, que imputa con cargo a la concesionaria, y ante la necesidad de modificar a posteriori el inicial Plan de Equipamiento, con un presupuesto inicial de 47,3 millones que pasó a un total de 103,4, circunstancia producida en otros muchos hospitales y que ha justificado en el hecho de que el proyecto de construcción data de 2004 y, por ello, se registraron las lógicas carencias, tanto en cirugía bascular como en neurocirugía y el área de digestivo.

EL GENERAL YAGÜE ESTABA "ACABADO"

Lo que sí ha dejado muy claro el compareciente es que el HUBU tenía desde el principio todos los "mimbres" para ser un gran hospital, como así ha ocurrido, y que su puesta en funcionamiento era preciso acelerarla y era una necesidad urgente en Burgos ante un hospital "acabado" como el General Yagüe en 2011, del que ha recordado que había dejado de formar parte de los planes de inversión de Sacyl en los últimos cuatro o cinco años, "estaba desabastecido e incluso con equipos prestados por distintas empresas".

Las explicaciones de Ortiz, sin embargo, no han satisfecho a los representantes de los distintos grupos de la oposición, en especial a la portavoz socialista, María Mercedes Martín Juárez, quien ha expresado su deseo de que "no vuelva a producirse un experimento de este tipo", al tiempo que ha lamentado que el compareciente no hubiera acudido a la comisión "sin instrucciones, sin trabas para trasladar la realidad pura y dura, sin maquillajes", algo que, como sigue insistiendo, demuestra que se trata de un "contrato hecho a la medida" de la concesionaria.

En el mismo sentido se han posicionado los representantes del Grupo Mixto, José Sarrión; Cs, Manuel Mitadiel, quien también ha reiterado que Ortiz, aunque éste no lo reconozca, se ha visto obligado desde su llegada a la gerencia del HUBU a afrontar "los problemas de un edificio nuevo con patologías de viejo", y la representante de Podemos, Laura Domínguez, que incluso ha recriminado al compareciente y le ha acusado de hacer gala de "muy poca vergüenza" al apuntar el gerente las dificultades de trabajar en el centro sanitario debido al "ruido mediático" actualmente existente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios