Jueves, 23.11.2017 - 12:28 h

LA CONTAMINACIÓN ELECTROMAGNÉTICA ALTERA LA MELATONINA Y SE RELACIONA CON LA APARICIÓN DE CÁNCER

Las ondas electromagnéticas alteran la secreción normal de la melatonina, lo que ocasiona, además de falta de sueño, fatiga, estrés, depresión e incluso cáncer si existe una predisposición genética, según afirmó el presidente de la Fundación Europea de Bioelectromagnetismo y Ciencias de la Salud, el doctor José Luis Bardasano Rubio.
En declaraciones a Servimedia, este experto explicó que todas las células del ser humano “funcionan como baterías electromagnéticas, por lo que somos seres bioquímicos y electromagnéticos. Todos tenemos ritmos que se acoplan por la luz o la oscuridad y que nos permiten dormir por la noche o trabajar por el día”.
De hecho, existen interferencias entre ondas electromagnéticas rítmicas naturales y las originadas por la contaminación electromagnética de diversas fuentes artificiales, como líneas de alta tensión, telefonía móvil o radares. “Estos campos alteran nuestras células y rompen nuestros ciclos biológicos, lo que nos puede perjudicar”, advirtió.
Por la noche, a partir de las dos de la madrugada, se produce el pico de acción de la melatonina. El doctor Bardasano subrayó que “la melatonina, que se genera por la glándula pineal, es fundamental porque actúa en las células cancerosas haciendo que se suiciden. Por lo tanto, la falta de melatonina en personas que además tienen una predisposición genética, puede conllevar el desarrollo de un cáncer”.
La anormal secreción de melatonina provocada por las ondas electromagnéticas acarrea opresión, depresión y estrés, además de fatiga, trastornos del humor, alteración de los ciclos sexuales o trastornos del sueño; unos trastornos que, sin embargo, se pueden prevenir.
El presidente de la Fundación Europea de Bioelectromagnetismo y Ciencias de la Salud recomendó “adoptar unas sencillas medidas higiénicas que promuevan el ritmo pineal, como trabajar durante el día con buena luz y durante la noche dormir en la máxima oscuridad posible. Se aconseja no utilizar el móvil, el ordenador o la tableta durante las horas de sueño”.
Ante esta realidad, la Fundación Europea de Bioelectromagnetismo y Ciencias de la Salud ha organizado una jornada el jueves 28 de septiembre en la Real Academia Nacional de Medicina, en la que se presentará la ‘Declaración Científica Internacional de Madrid’, en la que expertos advierten del riesgo para la salud de la contaminación electromagnética.

Ahora en portada

Comentarios