Lunes, 25.06.2018 - 14:04 h

Qué hacer para que los más pequeños no pillen la gripe

El Sistema de Vigilancia de la Gripe en España asegura que se ha revertido la tendencia y que ahora es entre los menores de 15 donde se detecta el incremento de casos.

Fiebre, tos, dolor muscular... Las diferencias entre la gripe y un catarro.

De la higiene a ventilar la casa: estos son los consejos para evitar la gripe.

Un niño es vacunado. GettyImages

La epidemia de gripe continúa afectando a España, aunque se estabiliza. Pero los más afectados han empezado a ser los más pequeños. Según el Sistema de Vigilancia de la Gripe en España, que elabora un informe semanal, en la última semana "se observa un incremento en las tasas de incidencia de gripe en los menores de 15 años, y un descenso significativo en los grupos de 15-64 años y en los mayores de 64 años". 

El sector de la población que más riesgo corre cuando enferma de gripe continúa siendo el de mayores de 65 años. Durante este año se han notificado 149 defunciones, siendo el 85% de los casos mayores de 64 años, y un 14% pertenecían al grupo de 45-64 años. Aun así, los pequeños también están expuestos a gran riesgo si existen factores de riesgo como una enfermedad pulmonar o una enfermedad cardiovascular crónica.Cómo se trata la gripe

Para que los más pequeños no acaben enfermos lo mejor es llevar a la práctica una serie de consejos, similares a los que cualquier adulto debe conocer, pero centrados en los niños. Según comenta la pediatra Lucía Galán, autora de "Lo mejor de nuestras vidas"la gripe es ta frecuente en los niños como entre los adultos, aunque parezca que sea una enfermedad reservada para la vejez. Subraya que muchas veces los procesos gripales pasan camuflados como un simple catarro.

[Fiebre, tos, catarro, dolor muscular... Las diferencias entre la gripe y un catarro]

Sin embargo, existen diferencias. Una de ellas es el dolor o malestar físico, una característica que será identificada por los niños en cuanto tengan la capacidad de hablar pero que mientras no articulen ninguna palabra será complicado ser consciente de ese síntoma. Por lo demás, fiebre, mocos, tos o vómitos son síntomas habituales.

Existen, eso sí, una serie de señales que podrían indicar que el niño está incubando la enfermedad: fiebre alta y mantenida durante varios días, cansancio, manchas en la piel, tos o respiración agitada.

Una vez diagnosticado, "No sirven los antibióticos salvo en contadas ocasiones en las que se produce una sobreinfección", asegura Galán en su blog . La gripe tiene un tratamiento sintomático, es decir, se curan poco a poco cada uno de los signos de la enfermedad. Pero se pueden poner en práctica algunos hábitos para agilizar la recuperación. Mantener hidratado al niño, darle antitérmicos como el paracetamol si tiene fiebre y conseguir que esté lo mejor posible ofreciéndole las comidas que más le gusten y evitando que vaya al colegio. ¿Quién se tiene que vacunar?

La vacuna de la gripe es una de las vías para evitar el contagio, aunque en España sólo está recomendada para los mayores de 65 años y a otros sectores en riesgo como las mujeres embarazadas o los adolescentes y adultos mayores de 6 meses que tengan alguna enfermedad congénita que suponga un riesgo elevado. Al igual que los familiares de los que vivan con alguno de estos casos, que también deberían vacunarse.

Los grupos de riesgo son los afectados por enfermedad respiratoria crónica, enfermedad cardiovascular grave, enfermedad inflamatoria intestinal crónica, inmunodeficiencia congénita o adquirida, síndrome de Down y otros trastornos genéticos con factores de riesgo, obesidad mórbida o enfermedad neuromuscular crónica y encefalopatía moderada o grave. El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría reúne aquí el resto de grupos de riesgo.

Ahora en portada

Comentarios