Nuevo libro revive dolor por la utopía revolucionaria en Nicaragua

NIC Managua|

"Contar para no olvidar y rescatar la memoria" de los años intensos y dramáticos de la revolución sandinista es la propuesta de la periodista argentina-nicaragüense Gabriela Selser en Banderas y Harapos, una colección de relatos de la revolución que terminó con la derrota electoral de 1990.

"El proyecto de la revolución sandinista representó una gran esperanza (...), para muchos maravillosa y para otros muy trágica", como el libro intenta contar a nuevas generaciones que no conocieron esa etapa, dijo a la AFP Selser, quien presenta la obra el próximo jueves en la Universidad Centroamericana.

El libro sale a luz 15 años después de escribirlo, tras recurrentes pesadillas "que en realidad eran recuerdos de episodios vividos en los años 80, especialmente recuerdos de la guerra", contó Selser, quien fue corresponsal de AFP en México (1992-1994) y actualmente trabaja en Nicaragua para la agencia noticiosa alemana DPA.

"En Nicaragua se perdió una oportunidad única para cambiar el país, para plantearse un proyecto de nación que resolviera temas que siguen siendo el drama cotidiano de los nicaragüense: la pobreza, el desempleo y una deficiente educación que impide resolver los dos problemas anteriores", recuerda.

La revolución enfrentó a Estados Unidos, que apoyo con dinero y armas a un ejército "contrarrevolucionario" que llegó a tener a más de 40.000 campesinos armados, pero la dirigencia sandinista también cometió errores de conducción, criticó Selser.

"Mientras los jóvenes morían en campo de batalla y en las ciudades donde la escasez era brutal por el bloqueo de Estados Unidos, la gente veía que los comandantes sandinistas gozaban de privilegios económicos a los que la mayoría no tenía acceso", recuerda.

Todo eso llevó a que el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) perdiera el poder en las elecciones de 1990", señala.

La periodista asegura que la publicación de su libro no esta relacionado con la actual coyuntura del país, que en noviembre irá a unas elecciones en las cuales Daniel Ortega, otrora líder revolucionario, optará por tercera vez consecutiva a la presidencia, prácticamente sin candidato rival.

El libro consta de relatos sueltos, escritos en primera persona e incorpora a numerosos protagonistas de esa etapa revolucionaria, algunos fallecidos y otros alejados de la política.

Banderas y Harapos es "una gran crónica periodística y literaria que viene a ser una memoria colectiva (...) Pretende ser un testimonio honesto, auténtico, porque revela episodios que nadie me contó, sino que los viví en carne propia, primero como alfabetizadora y luego como periodista y corresponsal de guerra", dijo Selser.

La autora, hija del periodista argentino Gregorio Selser, llegó a Nicaragua atraída por el entusiasmo que despertó el triunfo de la revolución sandinista.

El escritor Sergio Ramírez comentó en el prólogo que "Banderas y Harapos es una mezcla atractiva de prosa periodística, directa y acerada, y prosa literaria, evocadora y nostálgica. Pero si hay una juntura entre ambas es la gracia y la ironía que entrevera el relato, con lo que bota toda carga sentimental".