La Justicia en España resuelve casos en 238 días de media y Dinamarca...¡En 17!


  • El último en quejarse ha sido el juez Velasco, el mismo que ha destapado el caso Lezo. España tiene la mitad de jueces y fiscales que la media de la de los países de Europa por cada 100.000 habitantes.

  • "Es un problema de todo el sistema, desde la Audiencia hasta el juzgado del pueblo más pequeño. La carencia de medios en la justicia parece que no le importa a nadie", afirma el magistrado Raimundo Prado.

La Justicia en España resuelve casos en 238 días de media y Dinamarca...¡En 17!

La Justicia en España resuelve casos en 238 días de media y Dinamarca...¡En 17!

La Justicia en España es lenta, muy lenta, y carece de los medios suficientes. Es la queja habitual y casi histórica de todos los integrantes de la administración. Y además lo corroboran  los datos y estadísticas, tanto del Consejo General del Poder Judicial como de las instituciones europeas. Las palabras del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco en la entrevista concedida al diario El Mundo, el mismo día en que se desató la investigacion y las detenciones de la 'Operación Lezo' , no hacen más que reiterar las denuncias y reclamaciones que desde hace años vienen haciendo tanto las asociaciones de jueces, de fiscales y de funcionarios judiciales.

"Un juzgado de la envergadura de la Audiencia Nacional necesita más medios", afirmaba el titular de Instrucción número 6 al tiempo que confesaba que iba a pedir un cambio de destino porque en las condiciones actuales no puede realizar bien su trabajo: "El problema no es de los jueces, que trabajamos todo lo que podemos, el problema es que las inversiones en Justicia no son todo los grandes como podrían ser".

No es el primer juez que se queja de las condiciones laborales y la falta de medios. Las larguísimas investigaciones, millones de documentos en sumarios, avances tortuosos y lentísimos... Una de ellas fue la juez Mercedes Alaya, que después de más de dos años volcada con el caso de los ERE fraudulentos fue apartada por el TSJA, dejando una causa que acumulaba 263 investigados. "La carga de trabajo excede en muchos momentos de las capacidades personales... Las piezas y anexos superan los 200.000 folios, habida cuenta de la escasez de medios materiales y personales", escribía en su queja la juez.

Las causas de la Audiencia Nacional (un tribunal creado para delitos de terrorismo y narcotráfico y ha ido aumentando sus competencias y se ha desbordado por los casos de corrupción) son complejas y requieren una laboriosa instrucción. "Los sumarios de corrupción tiene una fiscalía especial y requieren de periciales, análisis e incluso en muchas ocasiones la cooperación internacional", explica a Lainformación.comJesús Alonso, Fiscal Jefe de la Audiencia. Para Alonso la falta de medios es "un mal endémico para toda la justicia. Siempre decidimos que la Justicia no tiene todos los medios ni materiales ni humanos y se suple con el trabajo muy arduo de jueces, fiscales y funcionarios. Es algo de hace mucho tiempo".

Pero el problema de la Justicia y de la escasez de medios materiales y humanos no es exclusivo de la mediática Audiencia Nacional. "Es un problema de todo el sistema, desde la Audiencia hasta el juzgado del pueblo más pequeño. La carencia de medios en la justicia parece que no le importa a nadie y no hay nada más que ver el presupuesto para este año que es igual. Es un error porque la Justicia con medios es riqueza para un país, no invertir en justicia es de países pobres", asegura Raimundo Prado (Portavoz Nacional Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria).

Sin duda el tema de la corrupción y delitos económicos han aumentado el volumen de trabajo. Una pequeña lista de los más mediáticos: Gürtel, Pretoria, Cajas de Ahorros, Nueva Rumasa, Pescanova, Tarjetas Black, Gowex, SGAE, Neymar...   En 2013 los seis jueces de instrucción de la Audiencia ya pidieron más medios y personal para luchar contra la corrupción. "Creemos que es muy importante la creación de cuerpos periciales adscritos a los juzgados porque ahora hay que echar mano en muchas ocasiones de los peritos de Hacienda y ahí se va mucho tiempo. Para los delitos de corrupción hay que crear cuerpos periciales económicos con conocimientos tanto en materia económica como fiscal para ir mucho más rápido. Igual que hay forenses para los asesinatos debería existir también este tipo de cuerpos", reclama el magistrado Raimundo Prado.

Los datos del último informe de 2016 publicado por la Comisión Europea para la Eficiencia de la Justicia (CEPEJ) revelan que España tiene la mitad de jueces y fiscales que la media de la de los países de Europa por cada 100.000 habitantes.  El estudio que analiza el sistema judicial de 45 países europeos señala que en nuestro país hay 12 jueces por cada 100.000 habitantes, mientras que la media es de 21. En Luxemburgo con 46 y en Croacia 44. En cuanto a fiscales la diferencia es de cinco en nuestro país por once. España dedica 88 euros al año por habitante para el sistema judicial en la misma horquilla que Francia, Finlandia, Italia, Inglaterra o Bélgica. Como apunta Prado "es muy importante que haya funcionarios y letrados, pero también lo es que haya jueces porque en relación con Europa estamos bajo mínimos. Sólo se convocan 65 plazas a jueces que es vergonzoso y no justifica ni la reposición".

Pero además, la última publicación de indicadores judiciales editada por la Comisión Europea hace sonrojar a la lenta rueda de la justicia española. El dato es demoledor: En nuestro país la resolución en primera instancia de casos civiles, mercantiles o administrativos alcanza de media los 238 días y en Dinamarca ¡17!.  En países como Austria (53), Polonia (55) y Hungría (59) no llega a los dos meses. Luego, muy lejos de España, estarían Bulgaria (78 días), Eslovenia (82 días) y Holanda (87 días). Y así hasta llegar al grupo de países en paridad con nosotros: Eslovaquia (240 días), Francia (304 días), Italia (393 días).

¿Cuantas personas trabajan en la justicia?

En la memoria del Consejo General de Poder Judicial (publicada en 2016 y correspondiente a 2015) se cifra en 5.847 el número de jueces y magistrados; 2.407 fiscales y 4.308 secretarios, de los cuales solo están efectivos 3.615. Es decir, una media de 2,4 jueces por fiscal. El total de abogados ejerciendo es de 149.818 y 10.431 los procuradores. El CGPJ realiza una proyección de las necesidades del sistema y cifra en 349 los juzgados que habría que crear y en cien las plazas de magistrados. "Sin duda es bueno que vaya a ver una convocatoria de empleo público pero no creo que sea suficiente, seguramente no", intuye el Fiscal Jefe de la Audiencia.