La nutricionista de Kim Kardashian desvela el secreto para perder 32 kilos tras su embarazo


La Información.com|
  • El nutricionista de la celebritie más famosa de Instagram ha desvelado cual es el secreto de Kim para recuperar la figura tras ser madre.

  • En el primer embarazo la más famosa del clan Kardashian perdió 27 kilos y 32 en el segundo, obteniendo de nuevo las portentosas curvas que la hicieron famosa.

(Instagram: Kim kardashian West)

(Instagram: Kim kardashian West)

Las estrepitosas curvas de Kim Kardashian tienen sus secretos. Más allá de retoques estéticos y elementos de corsetería, la más famosa del clan Kardashian ha sorprendido a todos sus seguidores con cada uno de sus embarazos ya que tras la etapa de gestación su figura volvía a su ser como por arte de magia.

Detrás de esta capacidad asombrosa de recuperación está la nutricionista Colette Heimowitz, uno de las profesionales más demandadas entre las famosas de Hollywood.

Heimowitz lleva años aconsejando a Kim para que esta logre obtener ese cuerpo que tantos seguidores en Instagram le ha reportado. "Perdió 27 kilos en su primer embarazo y 32 en el segundo, pero ya conocía la dieta de antes, porque la hizo junto a su padre", contaba la nuticionista en un programa de televisión.

Según este mago de la nutrición el carbohidrato es la piedra filosofal para controlar el cuerpo de la celebritie. "Básicamente, ha adquirido la capacidad de controlar los carbohidratos. Ella sabe perfectamente cuáles evitar y cuáles elegir", cuenta Heimowitz.

La dieta diaria de la bella Kim está supervisada por esta profesional que afirma que se trata de una mujer muy disciplinada. "Kardashian sigue reglas básicas, se asegura de que en su plato incluye una proteína adecuada, porque sacia y disminuye la sensación de hambre, selecciona el carbohidrato que contenga la mayor cantidad de fibra posible e incluye algún alimento graso, pero con la grasa más sana posible", especificaba en televisión la nutricionista.

Otro de los grandes secretos de Kim Kardashian es el azúcar, ya que siempre intenta limitar su consumo hasta restringirlo a únicamente cinco gramos por comida.