Francia dejará de favorecer el diésel y equiparará la fiscalidad con la gasolina


Francia dejará de favorecer el diésel y equiparará la fiscalidad con la gasolina

Francia dejará de favorecer el diésel y equiparará la fiscalidad con la gasolina

Etiquetas

Francia equiparará la fiscalidad de la gasolina y del diésel, para dejar de favorecer el gasóleo y alentar un cambio del motor que los consumidores eligen para su coche, "en los tres a cuatro próximos años", indicó hoy su ministro francés de la Transición Ecológica, Nicolas Hulot.

En una entrevista a la emisora de radio "France Info", Hulot anunció que en septiembre presentará un plan de ayudas para los que cambien su coche y abandonen el diésel bajo ciertas condiciones.

Te interesa leer: ¿Efecto Volkswagen? Por primera vez en este siglo, el 50% de las ventas son diésel

Justificó sus planes de prohibir en Francia las ventas de coches con motores térmicos a partir de 2040, en primer lugar para dar una señal a los fabricantes, de forma que puedan adaptarse con tiempo y trabajar en tecnologías alternativas.

"Hace falta -dijo- previsibilidad e irreversibilidad" pero también establecer "un precio del carbono", es decir un sobrecoste por el uso de combustibles fósiles que generan dióxido de carbono (CO2).

Defendió esa política por razones medioambientales, pero también económicas para luchar contra la dependencia energética de Francia, que tiene que importar el petróleo y el gas que consume.

Te interesa leer: La gasolina da el 'zarpazo' definitivo al diésel y le supera en ventas en junio

El ministro confirmó el cierre de "varios" reactores nucleares de aquí a 2025, pero dijo que todavía no puede precisar cuántos, después de que en julio avanzó que podían ser hasta 17.

"Forzosamente cerraremos varios reactores" pero "de forma que sea humanamente realizable", y sobre la base de la programación plurianual de la energía en la que se está trabajando, que establecerá "un escenario realista, creíble", dijo.

Hizo hincapié en que eso implicará una reducción del consumo de electricidad y un aumento "masivo" de las energías renovables.

Francia tiene actualmente 58 reactores atómicos que aportan cerca del 80% de la electricidad generada.