"Ayuda, ayuda", los estremecedores últimos mensajes del piloto a la Torre de Control


  • La controladora aérea relata que había otro avión con problemas que tenía prioridad y que de repente el vuelo de Lamia desapareció  del radar.

  • En cuanto se produjo el silencio del avión todo el mundo supo que había ocurrido una tragedia y comenzaron a llorar. La pérdida de combustible es la principal hipótesis.

"Ayuda, ayuda", los estremecedores últimos mensajes del piloto a la Torre de Control

"Ayuda, ayuda", los estremecedores últimos mensajes del piloto a la Torre de Control

Ningún controlador del aeropuerto José María Córdova olvidará nunca esos minutos. Ese grito de auxilio en medio de la desesperación del piloto del vuelo de la compañía Lamia en la que viajaba el equipo del Chapeocoense.

"Ayuda, ayuda", gritaba angustiado el piloto del vuelo al darse cuenta de sus problemas de combustible. Un piloto de la compañía Avianca que viajaba cerca del vuelo ha detallado cómo este pedía aterrizar de forma prioritaria en el aeropuerto de Río Negro.

Desde la Torre de Control se consideró que otro vuelo de VivaColombia necesitaba de forma más urgente el aterrizaje. El comandante del vuelo del Chapecoense gritó entonces que su caso era una emergencia. En ese momento el avión empezó repentinamente a descender. Escasos instantes después se hizo el silencio. En la Torre, todo el mundo, consternado, empezó a llorar, según desvelan Radio Caracol y El Espectador. La luz verde para el aterrizaje había llegado tarde. Los supervivientes relatan que la luz se fue de repente y tras ellas los gritos y el caos se apoderaron del avión.

Los expertos no descartan la posibilidad de un fallo eléctrico en el avión en el que han fallecido 71 personas y que ha vivido seis milagros, entre ellos el de una pareja que haciendo caso a las instrucciones en caso de accidente, no perdió los nervios, se colocó en posición fetal y salvó la vida.