Así es Macron, el Kennedy francés que ya es favorito para ser presidente


  • Macron es un ex alto funcionario que realizó estudios en las escuelas de élite y trabajó en el banco de negocios Rothschild, antes de ser escogido por el presidente como consejero y después ministro en 2014.

  • En abril pasado dio un primer paso hacia su candidatura con la creación del movimiento "¡En Marcha!", que logró en tiempo récord cerca de 100.000 miembros y más de 2,7 millones de euros en donaciones... El nombre responde a sus iniciales.

Así es Macron, el Kennedy francés que ya es favorito para ser presidente

Así es Macron, el Kennedy francés que ya es favorito para ser presidente

Macron hoy es el principal favorito en las presidenciales francesas. Pero ¿quién es el que puede ser el próximo presidente de Francia? Macron es un ex alto funcionario que realizó estudios en las escuelas de élite y trabajó en el banco de negocios Rothschild, antes de ser escogido por el presidente como consejero y después ministro en 2014. 

Dio su nombre a una ley promulgada en agosto de 2015 para liberalizar algunos sectores (transporte por carretera, notarios, apertura de algunos comercios el domingo, etc.).

"Hemos entrado en una nueva era- No podemos responder a las grandes transformaciones que estamos viviendo con los mismos hombres y las mismas ideas", declaró este exbanquero que entró en política hace menos de cinco años durante una conferencia de prensa en Bobigny, un suburbio desfavorecido del noreste de París.

"Vi desde adentro el vacío de nuestro sistema político vi lo que cuesta rechazar las reglas obsoletas de un sistema de clanes que se ha convertido en el principal obstáculo para la transformación de nuestro país", añadió este exministro quien dimitió en agosto del gobierno socialista de François Hollande tras dos años en el cargo.

Macron, que nunca ha sido elegido para un cargo en las urnas, era casi un desconocido cuando el presidente Hollande lo nombró ministro de Economía en agosto de 2014 con el objetivo de implementar un programa de reformas económicas.

Su discurso seduce sobre todo a los jóvenes urbanos y al mundo de los negocios. Sin ni siquiera haber presentado un programa político concreto goza de 49% de opiniones positivas, según un sondeo reciente.

Macron, cuyas posiciones liberales irritaban a sus colegas socialistas, cuestiona los fundamentos de una izquierda francesa aún influenciada por una visión marxista de la economía, recelosa frente a las empresas privadas.

Se ha posicionado a favor de derogar la ley de la semana laboral de 35 horas, adoptada por un precedente gobierno socialista en 1998. El conocido como el Kennedy francés, planta cara a su mentor.

Sus ambiciones, un secreto a voces

Las ambiciones políticas del antiguo protegido de Hollande eran un secreto a voces desde que en abril pasado dio un primer paso hacia su candidatura con la creación del movimiento "¡En Marcha!", que logró en tiempo récord cerca de 100.000 miembros y más de 2,7 millones de euros en donaciones...

El líder político no dudó en elegir Amiens, la ciudad en la que nació y se crió, como escenario del lanzamiento del proyecto. Fue en el centro de congresos de Picardie, frente a unas 350 personas cuando, tras una hora de reunión, desveló el secreto. “Este movimiento político es un proceso dinámico frente al bloqueo de la sociedad, que pretende salir adelante”, declaró Macron.

Ya está “En Marcha” la página web, la cuenta de Twitter y el perfil de Facebook del movimiento, se sostienen con financiación privada. Así era su primer spot:

“Creo en la libertad económica, social, política; en nuestra capacidad de crear nuevas reglas de progreso; y creo en Europa”

¿Quién es Emmanuel Macron?

El ministro de Economía y de Finanzas de la República Francesa, hijo de médicos, pertenece a una familia de empresarios chocolateros de Amiens. Macron, amante del piano, es miembro del Partido Socialista desde los 24 años. Ha sido consejero del presidente de la República y el 26 de agosto de 2014 fue nombrado ministro de Economía.

Uno de los momentos más polémicos de la vida política de Macron se resume en el impulso de la ley para liberalizar la economía y que Valls tuvo que aprobar el pasado año por decreto ante la falta de apoyos parlamentarios.

Las cinco batallas que alejan a Macron de Valls

En febrero de 2016: En la privación de la nacionalidad

En este caso, Macron mostraba su oposición defendiendo que la privación de la nacionalidad no es la solución a un problema que debe prevenir y castigar el Gobierno de manera implacable. Manuel Valls, por su parte, remarcó que “el texto fue aprobado por el Consejo de Ministros” y que Macron lo había apoyado, “como no podía ser de otra manera”.

En diciembre de 2015: En el régimen social de los autónomos

“Yo soy el jefe del Gobierno”, respondió Manuel Valls ante el desacuerdo mostrado por Macron ante las cámaras. "Se precisa de contribuciones para cubrir los riesgos, pero la idea de tener un régimen para el autónomo no parece ser una buena idea", declaró el ministro de Economía. Posteriormente, sobre las medidas anunciadas por el Gobierno Macron declaró: "¿Todas estas reformas son óptimas? Yo creo que no".

En diciembre de 2015: Sobre las causas de yihadismo

21 de noviembre de Macron dijo en la Universidad del grupo socialdemócrata "Los Graco" que la Francia tiene una "responsabilidad" en relación con el yihadismo. "Tenemos una responsabilidad, porque este totalitarismo alimenta la desconfianza que se establecerá en la sociedad", analizó. Sin nombrarlo, Manuel Valls respondió cuatro días más tarde en la sesión de preguntas a la Asamblea: "No deben buscarse excusas: sociales, sociológicas o culturales. [...] Mi gobierno ha hecho todo lo que ha podido y todos siguen trabajando en relación con una amenaza”. "Al día siguiente, durante la sesión de preguntas al Senado..."estoy cansado de los que buscan constantemente excusas o explicaciones sociológicas o culturales de lo que pasó".

En septiembre de 2015: Sobre una posible candidatura

El 27 de septiembre Emmanuel Macron que participa en el festival Le Monde , respondió acerca de una posible candidatura que no se planteaba ser candidato. "Nunca quise ser candidato en 2017”. Dos días más tarde, Manuel Valls cuestionó las declaraciones durante un viaje a Avignon. "Lo que sé es que la experiencia en el campo elegido es irreemplazable". A continuación, el mismo día, en el Senado señaló que lo mejor era que cada uno permaneciera en su lugar. " Lo que pido es que todo el mundo se quede en su lugar, y que el Gobierno trabaje con cohesión y coherencia".

En agosto de 2015: Jornada laboral de 35 horas

27 de agosto es invitado Emmanuel Macron a la Universidad de Medef. "La izquierda cree que Francia podría estar mejor trabajando menos, lo cual es erróneo", declaró Macron. Durante una visita a Chalons-en-Champagne, Manuales Valls respondió secamente: "Los verdaderos problemas de Francia son el empleo y el crecimiento" y concretó "no me refiero a 35 horas, pero a que funcione el mundo laboral. Necesitamos más, no menos. Este es la lucha más importante de la izquierda, porque el trabajo es el motor de la emancipación individual".