Pablo Iglesias se acerca al PSOE, olvida la "cal viva" y perdona a Felipe


  • El portavoz provisional del PSOE, José Luis Ábalos, ha ofrecido algunas pistas sobre cómo será la segunda era de Pedro Sánchez en Ferraz.

  • La moción de censura deja claro que el acercamiento entre PSOE y Podemos puede ser una realidad después de que Pablo Iglesias haya pedido disculpas por errores del pasado.

Iglesias ve "enormes avances" en el nuevo PSOE e insta a trabajar en una nueva moción, pero "de igual a igual"

Iglesias ve "enormes avances" en el nuevo PSOE e insta a trabajar en una nueva moción, pero "de igual a igual" MADRID | EUROPA PRESS

Marzo de 2016. Pedro Sánchez estaba intentando convertirse en Presidente del Gobierno buscando el apoyo de Podemos. La respuesta de Pablo Iglesias desde la tribuna del Congreso fue: "Felipe González tiene el pasado manchado de cal viva". Más de un año y tres meses después, la formación morada ha olvidado las alusiones a los GAL y ha tendido la mano a los socialistas en la tercera moción de censura de la democracia. Pero el sanchismo quiere ahora marcar distancias con sus rivales.

Ha sido la primera vez que José Luis Ábalos se subía a la tribuna del Congreso como portavoz provisional del grupo socialista. Y también la última, ya que este fin de semana será relevado y aupado a un puesto de relevancia en Ferraz. Sin embargo, esta intervención ha servido para conocer cuáles serán las líneas que seguirá el sanchismo en su segunda etapa al frente del PSOE. 

Una de las primeras medidas que tomarán Sánchez y su equipo será impulsar la reprobación del ministro Cristóbal Montoro después de que el Tribunal Constitucional tumbara la amnistía fiscal gracias, como ha presumido Ábalos, a un recurso de los socialistas. Después vendrán los intentos de derogar la Reforma Laboral y la LOMCE, aunque no lo tendrán nada fácil por la aritmética parlamentaria que favorece en este momento a Rajoy.

Para Sánchez "el Gobierno del PP es censurable", pero no quiere que Podemos le marque los tiempos. Dan por descartada una moción de censura en un futuro, pero no se cierran a acuerdos puntuales con la formación morada. El propio Ábalos explicó por qué el PSOE abstiene en la moción: porque consigue el efecto contrario al deseado, es decir, que Rajoy "salga reforzado". Dijo también que la iniciativa de Podemos "no está bien planteada" para no "fortalecer a aquel que queríamos censurar". 

El portavoz provisional apeló en su intervención a una cuestión que Sánchez quiere impulsar en su mandado: "La crisis no es el fundamento de los recortes del PP, el fundamento es la ideología" y criticó la precariedad, los salarios bajos, el déficit de la igualdad, la situación de los pensionistas, la lacra de la violencia de género, la pobreza infantil, la desigualdad... Todo esto sucedía mientras Iglesias tendía la mano a los socialistas: "Si he ofendido a alguien de su partido le pido disculpas. Mi abuelo era socialista, le tengo mucho respeto a su partido", dijo. 

"Somos el nuevo PSOE, pero el PSOE de siempre", presumió Ábalos en otro momento. Dijo también que tenían un "proyecto de país" que buscará "cohesionar". Queremos, añadió, "hacer una patria para todos los españoles". Sobre Cataluña el portavoz socialista abogó por la ya conocida reforma federal para dar encaje a la "realidad nacional catalana".