Los 'papeles' de Rajoy: el nuevo dossier económico que acompaña al presidente


  • El Presidente del Gobierno lleva en una carpeta unos papeles en los que su gabinete le ha resumido en una cara las cifras económicas más importantes conseguidas desde que llegó a La Moncloa.

  • Es un dossier que destaca que España es la locomotora de Europa en creación de empleo y otros datos macro. Rajoy lo saca y lo desglosa cada vez que tiene oportunidad.

La 'chuleta' que acompañan a Rajoy para presumir de los datos económicos

La 'chuleta' que acompañan a Rajoy para presumir de los datos económicos

"Es importante destacar de dónde venimos y dónde estamos ahora". Habrán escuchado a Mariano Rajoy pronunciar esta frase al principio de alguna de sus intervenciones en público. A partir de ese momento, el Presidente del Gobierno suele desglosar una serie de cifras macro para que el auditorio al que se dirige entienda la transformación que ha sufrido España en apenas cinco años, desde que el PP ganó las elecciones en 2011. "Hace menos de cinco años" todo el mundo me preguntaba: "Señor presidente, ¿cuándo va a pedir usted el rescate?", dijo la pasada semana en la asamblea del Instituto de la Empresa Familiar presumiendo de que él evitó la intervención.

La orden en el Gobierno es clara: destacar en todo momento los logros en materia económica. Lo hace desde el Presidente del Gobierno hasta el último ministro. Guindos, Montoro, Báñez y, especialmente, Méndez de Vigo en sus comparecencias de los viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Hay que vender a la opinión pública lo conseguido en este tiempo, que no es poco y que, además, es alabado por la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional o el Banco Central Europeo.

En esta esta estrategia de vender todo lo conseguido, Moncloa se ha encontrado con el problema de que las cifras son innumerables y, por tanto, difíciles de memorizar para luego transmitir. Además, son datos que van cambiando mes a mes debido a la mejora del crecimiento y del empleo. ¿Qué hacemos entonces?, pensaron en el equipo de Presidencia.

La solución adoptada ha sido elaborar un dossier fabricado ex profeso para Rajoy. Es una especie de chuleta o informe de apoyo que acompaña al Presidente allá donde va. Una serie de folios divididos por temáticas y en los que se esquematizan todas las cifras positivas que deben destacarse. Lo ha preparado el gabinete en colaboración con la Oficina Económica de Moncloa que dirige Eva Valle y con los ministerios económicos del Gobierno (Economía, Empleo, Hacienda e Industria).

En el equipo de Rajoy los llaman "los papeles" (no confundir con los de Panamá y José Manuel Soria o los de Bárcenas) y en ellos se resume en una cara de folio la evolución de las cifras más importantes de la economía española. Cuando Rajoy quiere destacarlos los saca o cuando alguien le pregunta por esos datos también echa mano de ellos, como ocurrió en el coloquio con empresarios en la asamblea del Instituto de la Empresa Familiar.

Las cifras que contienen "los papeles" de Rajoy son de todo tipo. No solo destacan que España es la locomotora de la zona euro en creación de empleo, sino números más difíciles de memorizar. Por ejemplo, la recaudación de Hacienda, el gasto en pensiones o servicios sociales, la presión fiscal, los datos del Impuesto de Sociedades o del Corredor Mediterráneo. Un sinfín de logros o reformas, en definitiva, que sirven al Presidente de apoyo para ser concreto y sacar pecho de lo logrado en su complicada primera legislatura.

Toda esta información ha sido elaborada con diferentes informes que facilitan principalmente los ministerios de Economía, Hacienda y Empleo. Este último, precisamente, presentó en el Consejo de Ministros hace diez días un dossier con las cifras más importantes en creación de puestos de trabajo y en el que se destacaba que actualmente se está creando empleo a un ritmo del 3,77%, mientras que cuando el PP llegó al Gobierno, a finales de 2011, se estaban destruyendo puestos de trabajo al 2%. Además, el Ejecutivo de Rajoy ha recuperado ya 1.971.000 empleos, lo que significa el 60% de los puestos de trabajo destruidos durante la crisis.

Los datos son buenos y hay que destacarlos, pero el Gobierno también quiere ser cauto. Es decir, el Presidente y sus ministros repiten en sus intervenciones que la situación es optimista pero que aún "queda mucho por hacer". Por ejemplo, la ministra Báñez aseguró hace una semana que aún quedan 2.313.000 desempleados de larga duración y que 1.195.600 no ha concluido la ESO. De entre los 1.113.000 de desempleados menores de 30 años la mitad de ellos no tiene la educación secundaria obligatoria. Los estudios son, precisamente, un elemento clave para la empleabilidad, ya que la tasa de paro es tres veces inferior en las personas con mayor nivel de formación.