Viernes, 23.08.2019 - 22:02 h
De 1,5 millones

Boris Johnson y su novia se compran una mansión: ¿no vivirán en Downing Street?

El nuevo primer ministro de Reino Unido se ha hecho con una vivienda de estilo victoriano con su pareja.

Boris Johnson
Boris Johnson se ha comprado una nueva casa con su novia, Carrie Symonds/ EFE

Boris Jonhson ya es el primer ministro de Reino Unido y lo será, al menos durante los próximos tres años. Por lo tanto, se espera que de forma inminente se mude a la que será su nueva residencia, el famoso número 10 de Downing Street, donde está la casa de los jefes de gobierno británicos. No obstante, el líder 'tory' ha hecho antes una importante compra inmobiliaria.

Porque según desvela 'Daily Mail', Boris Johnson y su novia, Carrie Symonds, se han hecho con una vivienda en el barrio de Camberwell, al sur de Londres, por 1,3 millones de libras, lo que supone cerca de 1,5 millones de euros. Se trata de un chalet adosado de estilo victoriano que se encuentra a apenas cinco kilómetros de las casas del parlamento británico.

En concreto, el inmueble tiene más de 600 metros cuadrados y se encuentra en un exclusivo barrio, donde Carrie ya ha sido vista con su madre llevando muebles. Esta mudanza se produce después de que hace unas semanas, la pareja tuviera una fuerte pelea en el apartamento que compartían, lo que llevó a los vecinos a llamar a la Policía. El escándalo fue tal que decidieron marcharse del barrio y adquirir esta impresionante casa.

El problema es que sus nuevos vecinos no les van a recibir con los brazos abiertos. Tal y como han señalado a 'Daily Mail', esperan que no esté mucho tiempo allí, temiendo que protagonice escenas similares en este tranquilo y distinguido vecindario. Algo que será así muy pronto, ya que Boris debe mudarse a Downing Street, lo que no se sabe es si Carrie irá con él.

Al llevar tan poco tiempo de relación y el hecho de que la que fuera jefa de prensa del Partido Conservador no haya hecho ninguna aparición con el primer ministro en público hace pensar que no irá con él a su nueva residencia, al menos a tiempo completo. Por ello, esta nueva vivienda sería perfecta para Carrie, ya que se encuentra cerca de Downing Street e incluso allí podrían establecer su hogar futuro.

Una mansión con todos los lujos

La impresionante casa, de ladrillo rojo y tres pisos, lleva a la venta sin inquilinos alrededor de un año. Fue hace una semana cuando los vecinos se percataron de que habían retirado el cartel de 'se vende' y vieron a un jardinero arreglando los setos. Ahora saben que es el primer ministro quién vivirá allí, o al menos su pareja.

Los más de 600 metros cuadrados están repartidos en tres pisos, dos grandes salones, cuatro habitaciones dobles y dos cuartos de baño, además de un aseo en la planta baja. La vivienda está rodeada de zonas verdes y se ubica justo enfrente de un parque.

Hasta ahora, Boris y Carrie vivían en un piso valorado en 755.000 euros, el cual compartían desde que el político se separó de su esposa, Marina Wheeler, el pasado año. Precisamente, su antiguo hogar matrimonial era todavía más lujoso, pues era una mansión de más de 4 millones ubicada en Islington. Está ahora a la venta y se estima que daría unas ganancias al extinto matrimonio de cerca de 800.000 euros. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios