Miércoles, 19.09.2018 - 21:09 h

¿Qué fue del Nicolas Cage de 'Leaving Las Vegas'?

El de Nicolas Cage es uno de esos casos raros que a veces se dan en Hollywood. 

¿Qué fue del Nicolas Cage de 'Leaving Las Vegas'?
¿Qué fue del Nicolas Cage de 'Leaving Las Vegas'?

Cuando en 1996 Nicolas Cage subió al escenario de Kodak Theatre de Los Angeles para recoger su primer y único Oscar por 'Leaving Las Vegas', nada hacía presagiar la clase de actor en la que se convertiría con los años. Década y media después de aquel triunfo interpretativo, la fantasía y la acción son los géneros en los que mejor se mueve (casi los únicos en los que se le puede ver) y apenas queda nada de la prometedora carrera que apuntaba en la película dirigida por Mike Figgis. Mañana estrena 'En tiempo de brujas', una cinta que mezcla acción y fantasía de época.

El gran miedo de Nicolas Cage cuando empezó en esto del cine era el de ser señalado eternamente como el sobrino de un genio como Francis Ford Coppola. Para evitarlo, se cambió su apellido real por uno artístico sacado de un personaje de cómic –Luke Cage fue un superhéroe afroamericano creado en 1972–. El bautismo tuvo lugar justo después de su primera película, estrenada en 1982 con el título de 'Aquel excitante curso' y que contaba con Sean Penn como protagonista. El sueño del entonces Nicholas Kim Coppola era ganarse la vida como actor.

Mientras eso llegaba no le importó dedicarse a todo aquello que tuviese una (por lejana que fuese) relación con el séptimo arte. Durante un tiempo trabajo como vendedor de palomitas. Hasta que haciendo de lector en las pruebas de su tío para 'La ley de la calle' le cayó en las manos una nueva oportunidad. Le dieron un papel en aquella y los trabajos se fueron sucediendo con cierta regularidad.

La gran oportunidad para él llegó en 1995 con el personaje de Ben Sanderson, un guionista de Hollywood alcohólico decidido a poner fin a su triste existencia. Aquella memorable interpretación por la que, según datos recogidos por IMDB, cobró 240.000 dólares y le valió el reconocimiento a nivel mundial. Su actuación fue aplaudida hasta el enrojecimiento de las manos y los críticos vieron en él el talento de un gran actor. Nicolas Cage había conseguido su reto, ser algo más que el sobrino de Francis Ford Coppola.

La época de los 'blockbusters'

Con un Oscar bajo el brazo, ¿hacia dónde caminó su carrera? Ocurrieron dos cosas: aumentó la cifra de los cheques y bajó la calidad de los papeles. De actor de altos vuelos, Nicolas Cage pasó a ser un actor de 'blockbuster'. De un personaje tortuoso, complejo y oscarizable desembocó hacia otros más sencillos, de acción y mejor remunerados. En los 15 años que han seguido al estreno de 'Leaving Las Vegas', la carrera de californiano se ha movido entre los conocidos como 'blockbuster' –tienen hasta sus propios premios– y las historias sensibleras.

En su currículum figuran títulos como 'La roca', 'Con Air', 'Cara a cara', 'City of Angels', 'Al límite', '60 segundos', 'Family man', 'La mandolina del capitán Corelli', 'Windtalkers' y un buen puñado más. No todas son de calidad más que mejorable. Simplemente, son diferentes a lo que se esperaba de él cuando ganó el Oscar por 'Leaving Las Vegas'. Es algo así como si Edward Norton no hubiese hecho nada decente (interpretativamente hablando) después de 'Las dos caras de la verdad'. Si 1995 fue el gran año de Cage, en 2007 tocó fondo con tres nominaciones a los Razzie como peor actor por 'La búsqueda 2', 'El motorista fantasma' y 'Next'.

Siendo justos con el sobrino de Coppola, no todo han sido películas de acción o románticas. En estos años ha tenido momentos de lucidez interpretativa como los de 'Asesinato en 8 milímetros', 'World Trade Center' o 'El ladrón de orquídeas'. De hecho, por la segunda fue nominado al Oscar en 2003. Pero títulos como estos son un oasis en una carrera orientada más hacia el terreno de la fantasía y el entretenimiento, que son los que tienen los cheques con más cifras. Lo de los problemas financieros del actor no es algo nuevo. Quizá esté ahí la respuesta a porque acepta sin cesar papeles en este tipo de películas.

Para próximas fechas tiene pendientes, al menos, un par más del estilo. 'Trespass', de Joel Schumacher, y la segunda entrega de 'El motorista fantasma'. La crítica no acogió demasiado bien la adaptación de este personaje extraído de las viñetas de Marvel, pero en taquilla funcionó y de ahí una segunda parte. Además, de sobra es conocida la afición que Nicolas Cage tiene por el arte del cómic. No sólo es un ferviente coleccionista de tebeos que sacó su nombre artístico de uno de ellos, sino que uno de sus hijos ha tomado el nombre de un mítico personaje de tinta y papel, Kal-el. Para los menos familiarizados con este mundillo, así se llama Clark Kent/Superman en su planeta de origen, Krypton. De hecho, la relación del protagonista de 'Leaving Las Vegas' con el Hombre de Acero es de lo más estrecha ya que en los tiempos en los que se hablaba de un proyecto de adaptación con Tim Burton a los mandos, su nombre era el mejor situado para interpretar al superhéroe primigenio.

Ahora en Portada 

Comentarios