Martes, 31.03.2020 - 10:16 h

El siglo XX a través de la cámara de Lee Miller en Vigo

La exposición "Legendary Lee Miller", compuesta por 96 instantáneas de la fotógrafa estadounidense que repasan su experiencia vital como testigo en primera persona de la historia del siglo XX, se exhibe desde hoy en el centro cultural Novacaixagalicia en Vigo.

Vigo, 22 sep.- La exposición "Legendary Lee Miller", compuesta por 96 instantáneas de la fotógrafa estadounidense que repasan su experiencia vital como testigo en primera persona de la historia del siglo XX, se exhibe desde hoy en el centro cultural Novacaixagalicia en Vigo.

La muestra transita por las etapas artísticas y personales de Miller, desde sus inicios junto a Man Ray, con quien se acabaría casando y divorciando, hasta sus colaboraciones con la revista Vogue y su cobertura de la Segunda Guerra Mundial acompañando al ejército estadounidense, desde Normandía hasta la rendición de Alemania.

De hecho, Miller fue, junto con Margaret Bourke-White, la pionera de lo que hoy se conoce como fotoperiodismo.

La comisaria de la exposición, Silvia Oviaño, explicó a EFE que la singularidad de la exposición, más allá de retratar los principales acontecimientos históricos del siglo pasado, desde el París de los treinta y el manifiesto surrealista hasta el horror de la guerra, está en que refleja el carácter de una "mujer independiente".

Miller (1907-1977) fue una mujer que "siempre luchó por su independencia, que siempre intentó imponer su criterio, que tuvo que elegir entre su libertad y su relación con Man Ray, que le resultaba opresiva, y que dejó una relación estable con Roland Penrose para irse como corresponsal de guerra", destacó Oviaño.

En la exposición se pueden contemplar las primeras creaciones de Miller, algunas firmadas por Ray, con quien experimentó con el método de la solarización; fotos reivindicativas de la libertad de la mujer y otras más conceptuales durante su etapa en Egipto, cuando contrajo matrimonio con el empresario Aziz Eloui Bey.

Sin embargo, la etapa que más la marcó en lo personal fue la Segunda Guerra Mundial, que la sorprendió en un Londres bombardeado cuando convivía con Roland Penrose.

Finalizada la guerra, Miller se casó y se refugió con Penrose en una granja en el sur de Inglaterra y se dedicó básicamente a fotografiar a artistas como Ray, Pablo Picasso, Joan Miró o Antoni Tápies.

Tras su fallecimiento, su hijo, Antony Penrose, descubrió en unos baúles los más de 60.000 negativos que dejó su madre y que lleva años difundiendo su obra por todo el mundo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING