Jueves, 28.05.2020 - 01:07 h
Llegan las lágrimas a Honduras

La emotiva llamada de Antonio David Flores a su hija en ‘Supervivientes’

Adara pide a Elena “que no entre en guerras con Hugo” por su hijo

Rocío Flores se emociona en 'Supervivientes'. /L.I.
Rocío Flores se emociona en 'Supervivientes'. /L.I.

La presencia de Avilés en la playa de Los Desvalidos revolucionaba la convivencia. "Estoy sin comer, mis compañeros han alargado la hora de comer para comerse mi ración y ayer tampoco me dieron pescado", afirmaba este martes el periodista, que, tras 24 horas junto a sus nuevos compañeros, protagonizaba un fuerte enfrentamiento con Yiya. "El rumor no es periodismo", recriminaba la concursante a Avilés, que este jueves podría abandonar la isla por su condición de nominado. "Lo único que le pido a la gente es que sean claros y que juzguen por lo que vean", comentaba Avilés a Carlos Sobera.

Si sus nuevos compañeros no estaban muy contentos con su presencia, entre sus antiguos vecinos de isla también había alguno que se alegraba de su ausencia. "Mentalmente estoy descansando", afirmaba Ferre. También Elena se sumaba a las críticas a Avilés: "Es una persona que te la juega y luego viene a pedirte perdón con carita de niño. Y luego coge y te vuelve a apuñalar. Y luego coge y te vuelve a pedir perdón. Y yo tengo mi corazón y perdono, pero ya esta última… Se ha terminado. Vamos, estoy muy a gusto sin él".

El programa tenía una sorpresa para los supervivientes. Cada uno de ellos recibiría una llamada de un familiar, que, a través de uno de sus compañeros, le transmitiría un mensaje de apoyo. Los primeros en recibir el cariño de sus familias eran Elena y José Antonio Avilés. "No me pierdo ningún programa. Todos estamos muy orgullosos de él, que se siga esforzando", le decía la madre del periodista a Elena para que se lo contara a su hijo. Por otra parte, Adara se comunicaba con Avilés: "Dile que no entre en guerras con Hugo y que piense en lo que tienen en común". Este era el mensaje que la ganadora de ‘GH VIP 7’ dirigía a su madre.

Una de las llamadas más emotivas eran las destinadas a Barranco y Rocío. El concursante, a través de su compañera, recibía el apoyo de su novia: "Que lo quiero, que lo amo, y le prometo que aquí todo está igual". A continuación, llegaba el turno de Rocío Flores, que recibía un mensaje de su padre, Antonio David Flores: "Que siga siendo tan fuerte como hasta ahora, que sus hermanos quieren ver cómo les dedica un pez, que su novio la ama y le pide que cuide del fuego”. Los dos concursantes, muy amigos en la isla, rompían a llorar mientras se comunicaban estas palabras de sus familiares.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING