Viernes, 24.11.2017 - 08:45 h

Eduardo Mendoza participa en su "entierro parcial anticipado" y no desvela su legado en la Caja de las Letras

Reivindica su formación literaria en los tebeos y confirma que no habrá una segunda parte de 'Sin noticias de Gurb'

Eduardo Mendoza participa en su "entierro parcial anticipado" y no desvela su legado en la Caja de las Letras

El escritor Eduardo Mendoza ha depositado este viernes 21 de abril un legado personal en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes, acto que es tradición dentro de la semana de entrega del Premio Cervantes y que el autor ve como "un entierro parcial anticipado".

A diferencia de otros predecesores, en esta ocasión Mendoza no ha querido desvelar su depósito "a modo de venganza" por ese 'entierro'. "No lo voy a revelar, este acto de poner una parte de uno mismo en esta caja es inquietante y mi venganza es que nadie sabrá que he puestoa quí dentro", ha bromeado.

El autor catalán ha dejado su legado --un único objeto, tal y como ha revelado-- en la caja de seguridad número 1484 de la antigua cámara acorazada del instituto. La fecha elegida para para la apertura de dicha caja es el 21 de abril del año 2037, veinte años después.

"Espero que no esté dentro de viente años, hay que saber retirarse a tiempo y prefiero no estar: bastante pesado soy ahora, imagínate a los 94 años", ha ironizado, continuando con la broma al señalar que confía en el Instituto Cervantes para que se mantenga el secreto. "Es una institución muy seria, gente honorable y no lo hará. Aunque he llegado a sospechar...si yo fuera director del Cervantes, lo haría, vendría a ver qué hay en las cajas", ha comentado entre risas.

Mendoza ha estado acompañado en este acto por el director del Instituto Cervantes, Juan Manuel Bonet, y por el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo. El autor de 'La verdad sobre el caso Savolta' ha pedido que fuera un acto breve debido a que era "un sitio claustrofóbico".

"Al principio me daba mal fario, tuve una sensación de entierro anticipado, pero ya no tengo actitud vengativa. Hay gente que después del descreimiento y el nihilismo vuelve a la religión de sus antepasados y a mi me pasa lo mismo: de ser un filósofo positivista, ahora creo en dioses del Olimpo y en la filosofía estoica", ha aseverado.

Desde el año 2007, los autores distinguidos con el máximo galardón de las letras españolas cumplen con esta tradición en fechas coincidentes con la recepción del Premio Cervantes, como hicieron Antonio Gamoneda, Juan Gelman, Juan Marsé, José Emilio Pacheco, Elena Poniatowska, Juan Goytisolo o Fernando del Paso, entre otros.

Previamente, Mendoza ha tenido un encuentro con prensa en la Biblioteca Nacional, en el que ha recordado cómo ha vivido estos días de la entrega del premio. "He dormido muy mal, tras una serie de desencuentros inevitables, y al final podré haber dormido 20 o 25 minutos en los últimos días", ha indicado. Mendoza volvió el pasado martes a última hora a Madrid procedente de Australia, por un viaje que ya tenía comprometido hace tiempo.

Preguntado por su formación literaria, ha vuelto a reiterar la importancia de los tebeos --aparte de "grandes escritores de humor" como Jardiel Poncela o Miguel Mihura-- y, entre los "maestros" de Burguera, ha destacado por encima de todas las historias de 'Cucufato Pí'. "Esa es mi formación", ha insistido.

Precisamente, Mendoza ha insistido en la idea de que "no es importante que toda la gente lea, sino que algunos lean bien", al tiempo que se debe incluir a la literatura en los planes de estudio. "¿Por qué hay que justificarlo? Mal vamos. ¿Se pregunta uno por qué se enseña a sumar o restar? Porque se necesita", ha señalado.

En este sentido, ha remarcado la idea de que "se está perdiendo la literatura en favor de la lectura, que solo beneficia a la industria editorial". En cualquier caso, para Mendoza, los "escritores mediáticos" --que ha englobado entre los cocineros, blogueros o deportistas, entre otros-- no son un problema para la literatura porque son "fenómenos de feria" y las "largas filas" que forman en estos eventos tienen "una vida muy corta".

NO ES CANDIDATO A LA RAE "POR VAGO"

Sobre su posible ingreso en la RAE, el autor ha desechado esa posibilidad porque es "muy vago y perezoso". "¿Por qué no presento mi candidatura? Nunca he tenido ganas de hacerlo porque no sé qué haría en la academia, no tengo nada que aportar de palabras o definiciones. Y además, ¿para qué me presentaría? ¿Para trabajar? Pues vaya recomendación", ha vuelto a bromear.

También ha hablado sobre uno de sus grandes éxitos literarios, 'Sin noticias de Gurb', del que ha reconocido que no habrá una segunda parte. "Gurb no volverá, coincidió con un momento de Barcelona especialmente alegre y desefendado con toda la ciudad patas arriba. Si hiciera una segunda parte, sería mala y se volvería mala la primera", ha destacado.

'DISCULPAS' A MARTA SÁNCHEZ

Respecto a qué se habría encontrado el famoso extraterrestre si llegara hoy a Madrid, ha ironizado con que "se habría pensado que estaba otra vez en Barcelona: pasa el tiempo, se cambia de ciudad, pero es siempre lo mismo".

Y también se ha referido a Marta Sánchez, cuya forma tomaba el extraterrestre. "No sé si alguien podrá transmitirle mi respeto y afecto y disculpas si se ha sentido ofendida. Gurb era un libro escrito para ser efímero --por entregas en un periódico-- y hacía referencia a la actualidad del momento, y Marta Sánchez me pareció un símbolo de lo 'sexy casero', pero nunca fue para ridiculizarla", ha justificado.

Al término de este acto, Mendoza ha recibido tres regalos de parte del Ministerio de Cultura que consistían en una lámina con el pabellón de la exposición de Barcelona de 1888 (homenajeando así a su libro 'La ciudad de los prodigios'); la primera crítica literaria de 'El País' del 5 de mayo de 1976 que analizaba 'La verdad sobre el caso Savolta' y un libro en blanco "para que sea un principio de trayecto".

Ahora en portada

Comentarios