Miércoles, 22.11.2017 - 05:12 h

Escandar Algeet o el hombre del sombrero es todo poesía

No es la primera vez que un periodista se rinde a los pies de Escandar Algeet, dedicándole algunos minutos a contar su historia: su fascinante romance con la poesía. Una historia que los amantes de esta poesía realmente bella hemos vivido muy de cerca en sus poemarios, en su citas nocturnas en un bar, en su blog o bien en sus redes sociales.

Escandar Algeet o el hombre del sombrero es todo poesía

Para quien todavía no le conozca que no se preocupe, hoy espero que termine sabiendo un poquito más de él (pero quedándose con ganas de más) y con una sonrisa de oreja a oreja. Escandar es un ilusionado de la poesía que trata de transmitir eso mismo a la gente, incluso llegando acercar la poesía a los más jóvenes. Y es que aunque haya vivido años y años de crisis, con autores así, la poesía ha resurgido y vuelve hacer tambalear los corazones de muchos, haciéndonos sentir todos los sentimientos posibles.

Poemas llenos de amor, de locura, de felicidad, de tristeza, de dolor, de esperanza, de vida, de muerte, de rabia, de llanto, de pena, de agonía, de ilusión, de protesta... Y precisamente, esta última es una de las más importantes. Y es que Escandar Algeet es solo uno de los muchos poetas que hablan de protesta y también de cosas feas, pero todo ello con palabras bonitas, con rima, pero que reflejan de verdad todas las injusticias y momentos duros de la vida.

Un ejemplo claro de esto es uno de los tweets más reales del poeta: "Lo que de verdad me duele es que me duela que seas feliz". Palabras así solo reflejan sentimientos que casi todos alguna vez en nuestra vida hemos podido sentir y que muchas veces por vergüenza o bien por saber que no eso que hemos sentido no está del todo bien no se lo contamos a nadie. Así, las palabras de este mago de la poesía con sombrero incluido nos hace sentir que no estamos solos, y que nuestra historia ya fue contada antes, haciéndonos más humamos.

Y es que la poesía no es solo amor, como algunos ilusos pensarán. Cada vez más, para Escandar y para el resto de personas que les gusta la poesía esto es también una conversación. Pero no solo es una conversación contigo mismo, sino que también se ha convertido en una charla con diferentes personas, en un bar, compartiendo sentimientos, recuperando aquellos años de nuestros abuelos y antepasados en los que el mítico Café Gijón de Madrid o La Fontana de Oro se convertían en los lugares preferidos de artistas y pensadores.

Tanto es así que hace unos años, unos cuantos amigos -entre ellos Escandar- decidieron darle a la poesía el lugar que siempre ha tenido y que se merece, un bar, donde vivir de verdad la poesía y quedarte enganchada a ella para siempre. Aleatorio Bar se llama, por si te mueres de curiosidad por descubrirle a él y la magia de este mundo lleno de vida, de ilusión y de mucho, mucho alma.

Ahora en portada

Comentarios