Los cuidados esenciales

La contaminación ensucia y envejece la piel ¿cómo se combate?

Es mprescindible aplicar una serie de cuidados extra durante estos días de elevada contaminación para que las consecuencias no sean irreversibles

Cremas

La contaminación se está convirtiendo en un problema de envergadura. La escasez de lluvias, las elevadas temperaturas de este otoño y la combustión están formando un cóctel tóxico y explosivo para el medio ambiente y, también, para nuestro organismo. Aunque los casos más preocupantes son los de las grandes capitales, como Madrid, Barcelona o Valencia, la contaminación va ganando terreno poco a poco y, a la vez, haciendo estragos en nuestra salud. Sobre todo, en la de la piel.

Porque es la que está más expuesta a la contaminación del ambiente, lo que se comprueba fácilmente cuando lavamos nuestro rostro con una toallita desmaquillante o tónico. Por ello, es imprescindible aplicar una serie de cuidados extra durante estos días de elevada contaminación para que las consecuencias no sean irreversibles. Porque la contaminación no solo ensucia la piel, sino que también la envejece.

Para empezar, lo fundamental es limpiar muy bien la piel, sobre todo la del rostro que es la más débil y sensible. Durante estos días es imprescindible que hagamos una doble limpieza de la cara, tanto por las mañanas nada más levantarnos como por las noches cuando nos desmaquillamos. De este modo, nos aseguraremos de eliminar todas esas partículas contaminantes bien.

Para hacer bien la limpieza, en primer lugar es conveniente dar una primera pasada con una toallita desmaquillante para eliminar esa primera capa de suciedad y maquillaje. Después, pasamos al tónico para hacer una limpieza más profunda. Es conveniente que el tónico sea lo más natural posible, es decir, libre de productos químicos, ya que el objetivo es eliminar los que la contaminación ha impregnado en nuestra piel.

También se puede utilizar agua micelar o un producto similar, pero lo más aconsejable es un tónico neutro que refresque la piel y le devuelva la suavidad. Nada más terminar, es importante igualmente aplicarse crema hidratante antes de las diferentes cremas que se puedan utilizar, como las antiarrugas o similares. Estos días se necesita un extra de hidratación porque la contaminación también seca mucho la piel.

Exfoliación al cuadrado
En estos días también es muy importante exfoliar bien el rostro. Si normalmente lo hacemos una vez por semana -que es lo aconsejable-, en episodios de alta contaminación, mejor elevarlo a dos veces, para quitar bien las impurezas y recuperar brillo y tersura, tanto en la cara como en el cuerpo. Pues aunque ahora vamos más tapados, la contaminación está por todas partes y es mejor prevenir que curar.

Igualmente, quienes se apliquen mascarillas una vez a la semana también pueden doblar la rutina, pues todo es poco para protegerse bien de la contaminación. Y en este sentido, es imprescindible no salir de casa sin protector solar en la cara, porque en estos días los rayos de sol son más dañinos incluso que en verano y, aunque no nos quememos, la piel se daña igualmente.

También es aconsejable cuidar bien la alimentación con alimentos ricos en antioxidantes, pues frenan la acción de los radicales libres, es decir, de la contaminación. En este sentido, son buenos los frutos rojos, el ajo y la cebolla, la zanahoria, el tomate, los frutos secos, el té verde… Una buena opción para ingerirlos es en forma de smothy o batido, pues en un solo vaso se pueden mezclar varios y obtener esa inyección de antioxidantes a sorbos.

Ahora en portada

Comentarios