El cuero de Ubrique conquista a las marcas más exclusivas del mundo

En esta localidad de la sierra de Cádiz la marroquinería de lujo se ha convertido en la principal actividad económica.

Firmas tan exclusivas como Chanel, Dior o Givenchy confeccionan sus creaciones en Ubrique para después comercializarlas en todo el mundo.

Ubrique, el municipio gaditano donde se fabrican los bolsos más exclusivos del mundo

El municipio de Ubrique, en Cádiz, cuenta con una renta per cápita de 16.535 euros de media. Vital para los 17.000 habitantes de esta localidad es su marroquinería, ya convertida en un referente a escala mundial. De hecho, las marcas más cotizadas en la industria de la moda han puesto su ojo en la localidad.

Los modelos de bolsos y carteras de marcas como Loewe, Chanel, Dior, Carolina Herrera o Givenchy salen de esta pequeña ciudad de la sierra gaditana, lo que la sitúa en el mapa como uno de los lugares de artesanía más potentes de Europa.

Antiguamente en Ubrique se curtían las pieles con las que después se realizaban los productos, ya que las condiciones ambientales y de recursos naturales hacían de este un lugar idóneo para ello. Con el paso del tiempo el manejo del cuero haría famosa a esta ciudad, que terminó abandonando la labor de curtir cuero para centrarse de lleno en la confección.

Los artesanos ubriqueños han ganado prestigio a lo largo de las últimas dos décadas. Pese a que los talleres de Ubrique guardan con mucho recelo cuales son las marcas para las que trabajan, se estima que unas 120 firmas de alto nivel comercializan bolsos hechos allí, algo que hace de esta localidad un rival casi imbatible en este sector.

"No te puedo decir para que firmas trabajamos, de hecho en Ubrique nadie te va a decir para quien confecciona, pero es verdad que una gran parte de las 100 marcas más exclusivas del mundo hacen sus bolsos aquí", nos cuenta Jose David Romero, director de marketing y comunicación de la empresa local Piel Fort.

En Ubrique pueden jactarse de tener una de las pocas escuelas de artesanos que hay en el mundo. De hecho, cada año, la lista de espera de esta escuela puede superar las 800 solicitudes. En 2007 el sector vendía en el extranjero por 419 millones de euros y en 2015 duplicó la cifra hasta 841 millones.

En Ubrique colocan en otros países el 80% de su producción. Las exportaciones de la provincia de Cádiz crecen un 33% en el primer cuatrimestre respecto al mismo periodo de 2016. Este crecimiento triplica el experimentado por las ventas al exterior nacionales (la media española crece un 9,8 por ciento en ese periodo), y es más de nueve puntos superior al aumento que protagonizan las exportaciones andaluzas.

Pese a que esta actividad viene realizándose desde hace años en Ubrique, a finales del 2008 existió una disminución de demanda de este servicio, ya que algunas marcas de alta gama decidieron contar con mano de obra china para abaratar costes.

Finalmente, esta apuesta por el país oriental terminó rápido a consecuencia de que los resultados no respondían a los estándares de calidad exigidos por estas firmas. Algunos de los talleres de Ubrique tuvieron que ponerse manos a la obra para arreglar algunas de esas partidas de bolsos procedentes de China, ya que no habían sido terminados tal y como se requería.

"El empresario chino es menos serio. Además, a las marcas de alto nivel no les agrada que sus productos sean fabricados en China, ya que el etiquetado de esa procedencia les hace perder prestigio", afirma el responsable de Piel Fort.

En Ubrique los profesionales de esta artesanía tienen trabajo a destajo. La demanda de esta práctica actualmente está sobredimensionando la capacidad productiva de la localidad. Es la otra cara de un municipio que presenta casi un 37% de paro. Estos trabajos se realizan manualmente en casi su totalidad y pueden llegar a durar medio día de elaboración.

A finales de 2016 Gema Pérez, delegada territorial de Economía, Innovación y Empleo de la Junta de Andalucía en Cádiz, informó que las exportaciones de marroquinería realizadas desde la provincia habían aumentado un 16´2%. Esto supone que de los 65 millones de euros que el sector factura al exterior desde Andalucía, 48 provienen de la provincia de Cádiz, teniendo esta como epicentro de operación la ciudad de Ubrique.

Un bolso puede estar conformado por 30 o 40 piezas que son unidas con sumo cuidado y rematadas de tal forma que los materiales luzcan en su plenitud y el producto esté acabado con una calidad suprema.


Es tanto el éxito de Ubrique en este terreno que se ha creado Movex, una fundación encargada en prestar un servicio de asesoramiento a todas las marcas y diseñadores que busquen un taller en Ubrique para la realización de sus productos. Además, esta asociación está desarrollando cursos y masters sobre marroquinería de alta gama en colaboración con grandes firmas como Loewe, una de las cuales ha hecho público en multitud de ocasiones su vinculación con la ciudad gaditana.

La artesanía mezclada con la innovación tecnológica han convertido a este municipio en un lugar del que salen algunos de los bolsos y carteras más deseadas del mundo. Objetos que podemos ver en los brazos de las personalidades más relevantes del panorama social, artístico y político, y que son producto de la maestría de los vecinos de Ubrique.

Ahora en portada

Comentarios