Lunes, 24.06.2019 - 12:07 h
Es periodista

Luna, la nieta de 22 años de Joan Manuel Serrat que arrasa en las redes sociales

La joven colabora con diversas marcas y muestra diferentes aspectos de su vida y sus looks en Instagram.

Luna Serrat
Luna Serrat es la nieta influencer del cantautor / Instagram

El apellido Serrat es uno de los más reputados y admirados de nuestro país, pues una vez que se escucha se asocia directamente al famoso cantautor catalán Joan Manuel, una de las mayores figuras de la música española. Si bien las nuevas generaciones vienen pisando fuerte y a Serrat también le ha tocado ver cómo un miembro de su familia también triunfa sin necesidad de utilizar su fama. Se trata de su nieta, Luna, la cual tiene las redes sociales a sus pies.

La joven de 22 años es la primera nieta de Joan Manuel, hija de su primogénito, Manuel, al que llaman Queco, fruto de su matrimonio con Mercedes Domènech. Queco se dedica a la producción televisiva y su hija ha seguido sus pasos, pues cursa Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad San Pablo CEU. Su primer trabajo como tal fue en Los 40 Principales, emisora en la que estuvo en el año 2017 mientras estudiaba y gracias a la que llegó a conocer a artista como Dani Martín o la banda latina CNCO.

La joven también tuvo su época Erasmus, pues estuvo viviendo en Verona (Italia) un año, lo que le permitió visitar buena parte de Italia y otros países de Europa. Ahora, que está finalizando su carrera, Luna ha encontrado una profesión alternativa en la que no le está yendo nada mal, pues las redes sociales se han convertido para ella en su trabajo y ejerce de influencer publicitando a marcas de cosmética, de ropa y de complementos.

Cuenta con 33.000 seguidores y sus posts tienen de media unos 3.000 likes, lo que le encuadra dentro del grupo de las 'microinfluencers', que sin necesidad de cientos de miles de 'followers' son capaces de tener más capacidad de influencia que otros. De ahí que su nombre sea uno de los que más suenan en la red. Gracias a su carismática sonrisa, su belleza y su talento para posar, las fotos de Luna son de las más alabadas de Instagram.

Ver esta publicación en Instagram

👼🏼☝🏽

Una publicación compartida de Luna Serrat ☾ (@lunaserrat) el

Ver esta publicación en Instagram

🖤

Una publicación compartida de Luna Serrat ☾ (@lunaserrat) el

Además, Luna también se ha hecho conocida por su pandilla de amigas, porque entre ellas hay otras jóvenes que triunfan en las redes y también con apellidos conocidos. Por ejemplo, una de sus íntimas es Ana Matamoros, hija del polémico colaborador de Telecinco y de su exmujer, Makoke, la cual reside ahora en Milán y a la que visita siempre que puede. Ana Ferrer, la hija de Paz Padilla, también es parte del grupo y suelen salir juntas de fiesta o irse de viaje, al igual que Andrea Molina, hija de Lydia Bosch.

Ver esta publicación en Instagram

Viaje express con mis tesoros🧡. @primaverando.festival

Una publicación compartida de Luna Serrat ☾ (@lunaserrat) el

Entre sus pasiones, la música ocupa un lugar primordial, ya que ha sido parte de su vida desde pequeña. Además, adora viajar, como puede verse en sus fotografías, las cuales toma desde todas las ciudades y países que visita. De hecho, ahora se encuentra curiosamente en Benidorm, donde ha ido con otros influencers invitados por la entidad de turismo de la ciudad alicantina para dar a conocer sus lugares más recónditos. Igualmente, le encanta salir a probar nuevos restaurantes y de fiesta a las más famosas salas de Madrid. Tampoco se pierde eventos como la Feria de Sevilla, donde estuvo hace unas semanas.

Ver esta publicación en Instagram

La vida es tan bonita que parece de mentira♥️

Una publicación compartida de Luna Serrat ☾ (@lunaserrat) el

Además, Luna usa sus redes sociales para algo más que posar. Porque la joven está muy concienciada con el movimiento feminista y la situación de las mujeres en la sociedad. Por ello, hace unos meses no dudó en revelar en Instagram lo que le ocurrió durante un viaje en tren. Le tocó un compañero de asiento que tuvo un comportamiento muy desagradable con ella, pues el hombre, que era americano, empezó a mirarla de una forma sibilina y se pasó todo el trayecto viendo la película '50 sombras de Grey' y diciéndole que la miraran juntos.

Según narró, el hombre estaba bebido y sus comentarios fueron muy desagradables, haciendo que pasara el peor viaje de su vida. La joven se sinceró y señaló que, aunque pensaba que si algún día le pasaba algo así sabría reaccionar, lamentablemente no pudo y solo pudo arrinconarse contra la ventana, mientras se sentía humillada y avergonzada.

Por ello, no dudó en contarle lo que le ocurría a un revisor en cuanto pudo entre lágrimas, al igual que hizo con su madre en cuanto se bajó del tren. Así, Luna quiso utilizar su influencia para animar a otras jóvenes que se vean en la misma situación a denunciar lo que les pase y a que no se sientan intimidadas, pues no están haciendo nada malo. Una forma de influenciar en un sentido mucho mayor que el habitual y que ha granjeado todavía más simpatía hacia Luna Serrat por parte de los usuarios.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios