Lunes, 23.10.2017 - 10:17 h

Las series dramáticas que buscan la corona de los Emmy

De la fantasía a la cárcel, pasando por el poder político en Washington y la aristocracia inglesa, los Emmy tienen un abanico de opciones para decidir quién se convertirá el próximo domingo en Los Ángeles en la nueva Mejor serie dramática.

A continuación, un repaso a los programas nominados.

- "JUEGO DE TRONOS" (24 nominaciones)

Los Emmy todavía no han correspondido el rotundo éxito de esta serie fantástica, pero a tenor de lo visto en la última temporada "Juego de Tronos" llega dispuesta a llevarse por fin el premio grande. Este año lidera además las nominaciones.

Los espectadores todavía no han olvidado el plano contrapicado que mostró a cámara lenta los ojos sin vida de uno de sus protagonistas más emblemáticos, con el que la serie despidió un año particularmente trágico.

La quinta temporada descubrió el reino de Dorne y fue testigo de cómo Tyrion Lannister (Peter Dinklage) viajaba por el mundo para conocer a Daenerys Targaryen (Emilia Clarke), cuyos dragones son más grandes y feroces.

El futuro de la serie ha quedado más abierto que nunca, después de que "Juego de Tronos" alcanzara el ritmo de los libros de George R.R. Martin.

Dinklage, Clarke y Lena Heady optan de su lado a los galardones secundarios.

- "MAD MEN" (11 nominaciones)

Una de las mejores series de la historia se despide para siempre tras ocho años viviendo la evolución de la famosa agencia de publicidad neoyorquina Sterling Cooper y de sus excéntricos personajes.

La serie fue además un paseo por los cambios que vivió la sociedad estadounidense en la década de 1960, poniendo el dedo en la llaga en temas como el sexismo y el racismo.

El seductor Don Draper fue el hilo conductor de esta historia, un alma torturada que intentaba escapar del pasado. Su protagonista, Jon Hamm, compite por octava vez al Emmy a Mejor actor, premio que nunca se ha llevado.

Los personajes de Peggy Olsen y Joan Harris encarnaron la lucha de la mujer para abrirse camino en el machista mundo laboral de esa época. Elisabeth Moss y Christina Hendrix aspiran a ser la Mejor actriz y la Mejor actriz de reparto por sus respectivas interpretaciones.

Si gana, "Mad Men" logrará su quinto Emmy y se convertirá en la serie dramática más laureada de la historia.

- "HOUSE OF CARDS" (11 nominaciones)

Frank Underwood sacudió un año más la política estadounidense con sus oscuros planes y su costumbre de manipular a la gente para cumplir su sueño de ser presidente.

Pero las cosas no han sido fáciles ahora que ha saboreado las mieles del poder. Además de enfrentarse a sus adversarios del partido demócrata, le ha salido un enemigo en casa: su esposa Claire.

Los actores Kevin Spacey y Robin Wright volvieron a representar de forma excepcional la inteligencia, la ambición, la manipulación y la falta de escrúpulos, lo que les valió su tercera nominación consecutiva.

Este año además Michael Kelly compite por primera vez en la categoría de reparto por su papel de Doug Stamper, el fiel asistente que guarda los peores secretos de Underwood.

- "DOWNTON ABBEY" (8 nominaciones)

Este drama británico es otra de las grandes series que espera ser consagrada en los Emmy. Más allá de premios técnicos, la veterana Maggie Smith es la única que ha logrado llevarse varios galardones por su papel secundario interpretando a la condesa viuda de Grantham.

La familia aristocrática Crawley y sus sirvientes volvieron a regalar cientos de tramas entrelazadas con los grandes acontecimientos históricos de principios del siglo XX.

Este año, Jim Carter y Joanne Froggatt compiten en las categorías dramáticas por sus papeles de Charles Carson y Anna Bates respectivamente.

"Downton Abbey" ya calienta motores para vivir su sexta y última temporada.

- "BETTER CALL SAUL" (7 nominaciones)

El spin-off de "Breaking Bad" ha tenido un estreno soñado con siete nominaciones en su primera temporada. El carisma que desprendió Saul Goodman como guardián de los turbios negocios de Walter White regaló a este personaje su propio programa.

En "Better Call Saul", ambientada unos seis años antes que "Breaking Bad", Saul Goodman se llama todavía Jimmy McGill (Bob Odenkirk), un abogado sin mucha suerte pero astuto que intenta sobrevivir alentando pequeños delitos.

Sus fechorías acaban encontrando un aliado en Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks), otro de los grandes personajes que triunfó en "Breaking Bad".

Ambos artistas optan a Mejor actor y Mejor actor de reparto.

- "HOMELAND" (5 nominaciones)

Basada en la israelí "Hatufim", la serie inició una nueva era trasladando su acción a Afganistán en la cuarta temporada, en un intento por reconducir la trama tras la ejecución de un importante personaje en la trama.

La agente bipolar Carrie Mathison, interpretada por Claire Danes, es ahora la nueva jefa de la CIA en Kabul, desde donde coordina todo tipo de ataques, incluido en el vecino Pakistán.

Su primera acción contra un líder terrorista terminó matando a 40 civiles, lo que provocó una gran revuelo diplomático.

Danes se juega su tercer Emmy a Mejor actriz.

- "ORANGE IS THE NEW BLACK" (4 nominaciones)

Las presas más famosas de la pequeña pantalla compiten por primera vez en la categoría de drama, puesto que las nuevas reglas de la Academia de la Televisión ahora diferencian los programas en función de su duración.

Su tercera temporada ha sido más coral que nunca, como si todos los personajes fueran protagonistas con un mismo objetivo: no perder la fe en sobrevivir a la cárcel.

Las tramas han mezclado temas tan variados como la homosexualidad y la transexualidad, el hacinamiento en las prisiones de mujeres, las relaciones entre madres e hijos, el maltrato y los programas de reinserción.

Uzo Aduba lucha además por llevarse el premio a Mejor actriz de reparto por interpretar a "Crazy Eyes", un personaje estrafalario, honesto y vulnerable.

spc/lm/tm

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios