Miércoles, 22.11.2017 - 12:28 h
El actor se llama Gaten Matarazzo

Cómo es la extraña enfermedad genética de Dustin, el actor de ‘Stranger Things’

La enfermedad que sufre el actor Gaten Matarazzo afecta al desarrollo de los dientes y los huesos. 

El Museo de Ciencias de Minnesota arrasa con 'Stranger Things'
El Museo de Ciencias de Minnesota arrasa con 'Stranger Things' / Netflix

Dustin Henderson es uno de los personajes más queridos de la popular serie ‘Stranger Things’. Desde la primera vez que salió en pantalla, su enfermedad quedó visible ante los ojos de los espectadores que se preguntaban por qué este niño no tenía dientes. ¿Era fruto de la serie o en realidad el pequeño actor no tenía las piezas dentales?

El actor, Gaten Matarazzo, sufre una rara enfermedad genética, la displasia cleidocraneal, una dolencia que afecta al desarrollo de los dientes y los huesos. El pequeño ha revelado que sufre "un caso leve", aunque "puede ser muy difícil" convivir con ella.

La enfermedad provoca que el desarrollo de los huesos del cráneo y los hombros no sea normal. Por ejemplo, el joven actor puede juntar los hombros delante del pecho: "La gente me dice 'bueno, puedes hacer esa cosa guay con tus hombros, es la parte divertida de esto", bromea.

Sin embargo, a pesar de lo ejemplar de su actitud, Matarazzo ha tenido que pasar por diversas operaciones. La enfermedad se ha dado a conocer en gran medida gracias a que los guionistas de la serie la han incluido en el personaje de Dustin, el genial y buen amigo al que todos querríamos a nuestro lado.

¿Qué es la displasia cleidocraneal?

La displasia cleidocraneal (DCC) es un trastorno genético raro del crecimiento de los huesos que se caracteriza por clavículas hipoplásicas o aplásicas, persistencia de fontanelas y suturas abiertas y múltiples anomalías dentales.

El diagnóstico de la enfermedad se puede hacer antes o después del nacimiento. No obstante, en la actualidad no hay una cura para esta rara enfermedad. Los tratamientos existentes sirven para minimizar los síntomas, de modo que los pacientes puedan llevar un estilo de vida lo más normal posible.

“Hay una posibilidad entre un millón de tenerla, lo más normal es contraerla de uno de tus padres, y simplemente me sucedió a mí”, le contó Matarazzo a la revista People. Los individuos afectados suelen ser más bajos y tienen los dedos y los antebrazos cortos.

Además, las personas con displasia cleidocraneal tienen menor densidad ósea (osteopenia) y pueden desarrollar osteoporosis, una condición que hace que los huesos sean progresivamente más frágiles y quebradizos a una edad relativamente precoz.

En cuanto a la dentadura, algunas de las características de la enfermedad son:

– Caída tardía de los dientes de leche

– Aparición tardía de los dientes adultos

– Dientes con formas inusuales

Mala alineación entre los dientes y las mandíbulas (maloclusión)

– Dientes adicionales, a veces acompañados de quistes en las encías

¿Hay tratamiento?

No hay cura para la enfermedad y los tratamientos disponibles están pensados para suavizar los síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Las visitas al dentista y al ortodoncista son habituales, y en los casos en que los pacientes desarrollan osteoporosis se les puede suministrar calcio y vitamina D.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios