Miércoles, 24.04.2019 - 08:03 h
Vuelve la serie más vista

El recorrido por los lugares donde se puede decidir el final de Juego de Tronos

Una de las producciones más aclamadas de la década llega a su fin con muchas incógnitas. Lo que sí sabemos son los lugares donde se grabó.

El anfiteatro de Santiponce, digitalizado y aumentado para la séptima temporada – HBO
El anfiteatro de Santiponce, digitalizado y aumentado para la séptima temporada – HBO

Comienza la cuenta atrás para que el Trono de Hierro alce a su legitimo poseedor, permitiendo dominar a los Siete Reinos que forman el universo Poniente que George R.R. Martin pergeñó en su saga Canción de Hielo y Fuego, y que HBO ha adaptado a una de las series más exitosas de la historia.

Son muchos los detractores puristas que sostienen que la compañía ha acabado reinterpretando los designios de Martin –aunque él siempre fue consciente de los cambios- pero ahora sólo unas pocas horas separan a millones de fans del esperadísimo desenlace. Más de un año y medio han tenido que esperar las hordas de seguidores para que el colofón, condensado en seis episodios, vea la luz y por fin se aclaren las decenas de dudas que quedaron abiertas tras el fatídico último capítulo de la séptima temporada.

Nosotros, insistimos, desconocemos qué pasará en estos seis trozos de historia televisiva, y por tanto no tenemos la menor idea de que ocurrirá con Tyrion Lannister, Daenerys Targaryen, Jon Snow, Sansa Stark, Cersei Lannister, su hermano Jaime y otra ingente cantidad de protagonistas, incluidos los temibles Caminantes Blancos.

Lo que sí se puede saber, sobre todo porque los brutales desplazamientos de operarios y actores que HBO necesita para llevar a cabo la serie, es cuales han sido los lugares reales en los que se ha filmado la última temporada, que puede ser un indicativo de por dónde irán los tiros, o cuanto menos, una pista para que los aficionados sepan dónde encontraremos a los protagonistas. Puede que los devotos de la serie ya lo sepan, o se esperen que éstos sitios aparezcan en la octava temporada. Para ellos y para los que aún no están al corriente, allá van.

Irlanda del Norte.

Desde sus inicios, Irlanda del Norte ha jugado un importantísimo papel en el desarrollo de las tramas de la popular ficción de HBO. Durante estos años ha servido como hogar de los Dothraki en sus áridas llanuras o para los espesos bosques de Godswood. Además, todas las escenas de los interiores de la serie –y son muchas- se han grabado en Paint Hall Studios, un estudio de rodaje en Belfast, por lo que el Ulster es un país amigo para Juego de Tronos.

El castillo de Invernalia, reproducido en Castle Ward - HBO
El castillo de Invernalia, reproducido en Castle Ward - HBO

Sin embargo, en esta octava entrega cobra fuerzas la presencia de Moneyglass, un pequeño pueblo al norte de Belfast, en el que se representará Invernalia y que será, junto a Castle Ward –el lugar donde tradicionalmente se rodaban las escenas del territorio Stark-, una de las claves de la temporada. Sólo os decimos que se necesitaron 55 noches de rodaje para tomar los planos de la que será la batalla más grande de toda la serie. Algo que no pillará por sorpresa a los que vieran la séptima temporada, que fácilmente podrían barruntar que algo importante se cocerá al sur del Muro.

Islandia

Todo lo que sucedía en las Tierras del Norte y de los Caminantes Blancos exigía importantes dosis de hielo y nieve, por lo que esta isla en mitad del Atlántico era un lugar perfecto para rodar. Con la decisiva llegada del invierno, ahora que por fin podemos decir “Winter is coming”, el país insular cobra más importancia, trasladando los efectos nevados hacia latitudes más bajas dentro del mapa de Poniente. No sabemos hasta dónde llegará pero sí sabemos que lugares como el monte Kirkjufell, el glaciar Svínafellsjökull y la playa de arena negra de Reynisfjara, que jugaron un papel decisivo en las batallas finales de la séptima temporada, volverán a tener protagonismo.

La playa de Reynisfjara - Wikimedia Commons
La playa de Reynisfjara - Wikimedia Commons

España

Nuestras soleadas tierras han servido para dar lustre e importancia a España como telón de fondo de varios de los rodajes de Juego de Tronos. En temporadas pasadas hemos visto como la localidad vizcaína de San Juan de Gaztelugatxe servía como ‘casa madre’ a Daenerys, utilizándose como la famosa Rocadragón. Además, los Reales Alcázares de Sevilla también sirvieron como escenario para recrear Dorne, el austral reino de los Martell, que se aprovecharon del color especial de la ciudad hispalense.

Panorámica desde la arena del interior del anfiteatro de Itálica - Diego Delso CC BY-SA delso.photo
Panorámica desde la arena del interior del anfiteatro de Itálica - Diego Delso CC BY-SA delso.photo

En la octava temporada sólo habrá un retorno a España y se producirá con la aparición –breve- del Anfiteatro de Itálica, en la localidad sevillana de Santiponce, cuyos ruinas romanas ya vimos en la temporada siete, al ser utilizadas como Pozo Dragón, lugar en el que se produce la famosa entrevista entre los diferentes contendientes al Trono de Hierro y que, según las novelas, es el lugar donde los Targaryen custodiaban a sus dragones para que no causasen daños a la población. Así que de nuevo, Juego de Tronos acude a Santiponce y Pozo Dragón volverá a ser importante…

Dubrovnik, Croacia

El peregrinar de turistas, alentados por la fiebre de Juego de Tronos, a esta bellísima ciudad croata ha sido incesante desde que la serie comenzara. Ahora que toca a su fin imaginamos que lo seguirá siendo, sobre todo para nostálgicos, aunque quizá los habitantes agradezcan un respiro. No sin antes volver a ser escenario crucial para desarrollar los últimos seis capítulos con los que HBO mantendrá enganchado a medio mundo durante los meses de abril y mayo.

La catedral de Dubrovnik - Pixabay
La catedral de Dubrovnik - Pixabay

Escenario recurrente por haber servido como capital de Desembarco del Rey, las murallas y el perfectamente conservado casco histórico de Dubrovnik reverdecerán una vez más al son de Canción de Hielo y Fuego. Otros elementos ilustres que ya has visto de la ciudad en la serie, son, por ejemplo, las Escaleras de los Jesuitas, por las que desciende Cersei en la temporada cinco al grito de “¡vergüenza!” o el Puente Ploče, que supone el final de ese duro trance para la única mujer de la casa Lannister, hasta llegar a la Fortaleza Roja.

Ahora en Portada 

Comentarios