Domingo, 24.03.2019 - 15:24 h
La serie más rentable... y polémica

'The Walking Dead': el 'adiós' de Rick no hará mella en el beneficio récord de AMC

La cadena anuncia que tiene planes para la franquicia para más de diez años que incluyen hasta tres películas con el hasta ahora líder de la serie.

La muerte acecha al grupo de supervivientes en el final de 'The Walking Dead'
'The Walking Dead': la muerte de Rick no impedirá los beneficios récord para AMC. / AMC

En una serie de muertos vivientes, por definición, la gente muere y resucita. 'The Walking Dead', la producción televisiva de mayor impacto en el último decenio (un entorchado que solo le puede discutir 'Juego de Tronos') no parece dispuesta a morir tan fácilmente. Ni a parecerse a uno de esos zombies que se arrastran por sus carreteras desoladas. En el episodio que se emite este domingo 4 de noviembre en Estados Unidos (en España se podrá ver el lunes) se ha anunciado el adiós (se suponía que su muerte) del que ha sido protagonista absoluto durante nueve temporadas y 120 capítulos emitidos hasta ahora: Rick Grimes (encarnado por Andrew Lincoln). Y pese a ello, el CEO de AMC, la compañía productora, Josh Sapan, dijo hace poco más de un mes que tenían planes para "adentrarse bien en el futuro".

Algunos medios financieros hablan de al menos diez años, ya sea a través de la propia serie emblema (que siempre se ha emitido a través del cable) o con spin off (ya existe una, 'Fear the walking dead', con mucho menor alcance aunque mejor valorada por la crítica de un tiempo a esta parte) o incluso desarrollando películas vinculadas al universo de los 'caminantes' (que, no nos olvidemos, emanan de los cómics homónimos creados por Robert Kirkman). No es para menos que se agarren a su plan de negocio y que pasa, según Bloomberg, por ofrecerle al creador de todo el universo, el propio Kirkman, un acuerdo para un decenio. Si, además, incluye al personaje de Grimes de alguna forma en películas futuras (ya se habla de tres, nada menos), mejor que mejor. 

De hecho, nada más terminar el episodio en Estados Unidos, AMC anunció que Lincoln retomará su papel en varios proyectos que se rodarán bajo el paraguas de la productora AMC Studios Original Films y que contarán con guiones de Scott Gimple (uno de los responsables actuales de la serie). Se espera que la primera película se comience a rodar en 2019. "Tenemos muchas cosas en el horizonte, comenzando por uno épico liderado por uno de los mejores actores en la historia de la televisión y una de las mejores personas que he conocido", indicó Gimple en el comunicado. "Estas películas van a suponer una gran evolución respecto a lo que hemos estado haciendo en televisión en cuanto al tamaño de la producción", valoró el portavoz, que prometió "mundos nunca vistos en 'The Walking Dead', caras del pasado y nuevos personajes que se convertirán en favoritos de los espectadores", recoge Efe.

AMC no puede permitirse el lujo de quedarse sin su máquina preferida de hacer dinero. Con su cifra de ingresos anuales acercándose a los 3.000 millones de dólares en el último ejercicio completo (el de 2017) y batiendo entonces su récord histórico, la compañía cree más que nadie en la vida después de la muerte. En el tercer trimestre de 2018, cuyos resultados se conocieron la semana pasada, volvieron a crecer los ingresos en otro 7,5%, hasta los casi 700 millones de dólares. En estos momentos, AMC tiene a cuatro de sus series entre las 10 más vistas del cable americano: las dos del universo zombi, 'Into the badlands' y 'Better call Saul'.

Si se tiene en cuenta que a la última le queda una temporada, la cadena que se tiñó de prestigio cuando hizo coincidir en su parrilla a 'Mad Men' y 'Breaking Bad' (dos de los grandes títulos indiscutibles de la burbuja seriéfila y que convivieron un tiempo con 'Walking') no puede despedirse tan pronto del universo de los muertos vivientes. No tiene opciones, toda vez que la muy aclamada 'The Terror', el gran éxito de este 2018 para ellos, fue una serie de una única entrega. Aunque claro, AMC no es la única con problemas de renovación: HBO, la dueña de 'Juego de Tronos' también busca desesperadamente una sustituta a su serie franquicia, que acaba el año próximo, y ya ha puesto en marcha la maquinaria de una precuela a falta de otras novedades. 

A esta situación de muerte en vida, AMC ha llegado con ciertas acusaciones de tacañería. Para su lanzamiento inicial, la empresa contrató a Frank Darabont, un director de cine de tanto prestigio como le dio su 'Cadena perpetua'. Tras solo dos temporadas desarrollando el producto, el cineasta abandonó el barco ante las críticas por el bajón que experimentó el argumento. Meses después, Darabont revelaría que esa aburrida trama en la granja de Hershel fue obligada porque AMC no quería elevar el presupuesto por capítulo, en torno a los tres millones de dólares. Con esas cifras, y según la lista elaborada por IMDB, 'The Walking Dead' se sitúa en el puesto 42 en cuanto a coste por capítulo. Muy lejos de los 10 millones de media de 'Juego de tronos' e incluso por detrás de un programa de plató como 'Factor X'. 

Muy lejos también de lo que genera por publicidad. Ninguna otra serie ha logrado más ingresos cuando más popular era entre los televidentes. Es verdad que ya no reúne a tantos y que el estreno de la novena temporada fue el peor desde aquella primera en la que todavía crecía el fenómeno. Aun así, en el tramo más apreciado por los anunciantes, el de 18 a 49 años, es la segunda serie más vista, con 6,4 millones de personas, solo por detrás de 'Roseanne', y según los datos de AMC Networks y Nielsen. La diferencia principal entre los 'caminantes' y sus otros competidores de esta lista (gana a 'Big Bang Theory' o 'This is us', por ejemplo) es que, además, se emite en una cadena de cable frente a generalistas.   

Esta distinción de formato no impidió que en 2013, cuando el fanatismo era absoluto con los zombies, lograra situarse ya como la producción que más caro cobraba el anuncio publicitario en su franja, por encima de las demás competidoras, fueran en abierto o por suscripción. Su reinado no se terminó entonces (aunque las audiencias no hayan acompañado en las últimas tres temporadas, en caída continua). En la pasada primavera, durante la segunda pausa publicitaria del episodio final de la octava entrega, 'The Walking Dead' batió el récord de precio más alto pagado por 30 segundos de publicidad: 331.691 dólares. Una vez más, le ganó la partida a los científicos del Big Bang.

Así que puede que la serie ya no guste a la crítica (más bien la detesta desde hace mucho, y en las redes sociales es habitual encontrar encuestas preguntando cuándo se dejó de ver) o que tenga problemas para encontrar nuevas mentes que se hagan cargo de ella, pero AMC no se inmuta: tiene un plan para seguir adelante. En lo creativo, la hermana pequeña, 'Fear the walking dead', ya es más sólida. En lo comercial, la compañía ha cerrado este año dos compras accionariales de calado con las que amplía su cartera de clientes internacionales: Levity (en abril) y RLJ Entertainment (este mismo octubre).

Y en lo sentimental, ni siquiera el adiós de Rick Grames importa. Si acaso, puede que les duela perder un actor protagonista que le salía tan barato, a poco más de 100.000 dólares por capítulo cuando en el sector (volvemos a los científicos de 'Big Bang') se llega fácilmente al millón de dólares por entrega. En medios especializados como 'Variety' señalan que Norman Reedus, el Daryl de la ficción llamado a suceder en el liderazgo a Rick, cobra ese millón por episodio. Viendo los ajustes de presupuesto de AMC, debería vigilar su espalda. Según el CEO de los zombis, tendremos diez años para comprobar cómo evoluciona el Apocalipsis. Porque las cuentas van con paso firme.   

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios