Domingo, 19.01.2020 - 17:30 h
En Tijuana

El crimen del chef: Felipe Antonio recibió seis tiros a las puertas de su nueva casa

Las cámaras de seguridad instaladas en la parcela donde se construía la nueva vivienda captaron el momento en el que por la espalda fue asesinado.

Felipe Antonio chef
Felipe Antonio era conocido por sus paellas solidarias./ Cedida

La policía de Tijuana revisa con lupa el vídeo que puede ser la pieza clave para esclarecer el asesinato del chef español Felipe Antonio Díaz Zamora, de 43 años. Las cámaras, instaladas en el solar en el que se estaba construyendo su nueva vivienda, captan el instante en el que un desconocido se acerca por la espalda y le dispara seis tiros justo cuando abandona la vivienda solo. Los obreros se habían ido media hora antes. Felipe se quedó para recoger las últimas cosas. Así lo relata su  mujer a La Información, que no olvidará el minuto exacto en el que sucedió: a las 19:22 horas del pasado 5 de enero de 2020.

La línea de investigación sigue abierta y según el Fiscal Especial de Delitos Contra la Vida, Enrique Javier Sánchez Serrano, todo apunta a que se tratara de un ajuste de cuentas personal. En declaraciones a este medio desde su departamento insisten en que existe una baja probabilidad de que se trate de un asalto y consideran que "no es nada contra su gremio o una nacionalidad específica por tratarse de una persona de nacionalidad española".

El chef murió de seis disparos por la espalda, "dos de ellos en la cabeza". Las lesiones le causaron la muerte de inmediato.  El cuerpo del cocinero, quien era especialista en paella y tapas, fue encontrado en la Colina de Solo en una calle con algunos de los terrenos todavía sin habitar. Fue localizado boca arriba sobre un camino vecinal de tierra. La ciudad de Tijuana, frontera con Estados Unidos, es considerada como uno de los lugares más violentos en México, fenómeno que se atribuye, en buena medida, al tráfico de drogas y de personas por parte de grupos criminales.

Chef Felipe Antonio
Chef Felipe Antonio / Cedida

Ari Magaña es consciente de ello y hasta saber lo sucedido asegura estar atemorizada. Han matado a su marido a sangre fría sin tener la menor idea de lo que ha podido suceder. "Le quiere todo el mundo", asegura. Conocidos por el restaurante Vámonos de tapas -cerrado hace tres años- se dedicaban a organizar catering para actores de Hollywood, para bodas, para numerosos eventos... y para los más desfavorecidos. Famosas eran sus paellas para los pequeños más necesitados de la zona, así como para los emigrantes que llegaban sin nada hasta Tijuana.

Felipe y Ari se conocieron en San Diego. Enamorada de "lo que se preocupaba por los demás", lo suyo fue sin duda un flechazo. Desde el verano de 2004 no se vieron de nuevo hasta año nuevo y el 9 de julio de 2005 se casaron por la iglesia en Tijuana. Vivieron unos años en Murcia y Rota (Cádiz) y en España nacieron sus dos primeras hiras,  de 13 y ocho años. El chef, natural de Murcia, no olvida como su abuelo le enseñó a hacer la paella, tal y como manifiesta en algunos de los vídeos subidos en su perfil de Facebook. Luego se fueron a vivir hasta Tijuana, donde nacieron sus otros dos hijos más pequeños, de nueve y siete años. 

Este cocinero estudió gastronomía en Cádiz (en el campus de Jerez), era amante de la música -llegó a formar un grupo de "flamenquito"- y ha trabajado también delante de las cámaras de Hollywood con pequeños papeles como el que interpreta en la película 'Levantate papito' o en la serie 'El desconocido' de Netflix. Está previsto que su entierro se celebre el próximo sábado a la espera de que lleguen sus familiares desde España. Todos piden justicia y esclarecer una investigación en la que por ahora no hay sospechosos. El chef Felipe Antonio fue asesinado a sangre fría a las puertas de lo que iba a ser su nuevo hogar para Ari y sus cuatro hijos. 

Felipe Díaz

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING