OFRECIDO POR BANCO SABADELL
Playa de Tenerife coronavirus
Las zonas de costa siguen siendo el destino más solicitado por los turistas nacionales y extranjeros.
EFE

¿Cómo van a ser nuestras vacaciones este próximo verano?

La situación derivada de la crisis del coronavirus hace que el turismo de proximidad sea la opción más popular.

Con el verano a la vuelta de la esquina, en condiciones normales, miles de españoles estarían ultimando ya los detalles de sus vacaciones. Julio y agosto son la época por excelencia para disfrutar de unas largas vacaciones, pero esta nueva realidad ha provocado un replanteamiento de la sociedad que ha llevado al sector turístico a tener que adaptarse en tiempo récord para no dar por perdida la temporada.

Las medidas para combatir la pandemia del coronavirus (covid-19) han llevado al cierre de fronteras y han sometido a la población española a uno de los confinamientos, y posterior desescalada, más estrictos. Y pese a que la situación empieza a mejorar, todavía hay mucha incertidumbre en actividades como el turismo, ya que se sitúa como uno de los sectores que va a sufrir una recuperación más dura.

Situación del sector

Según Pulso, la herramienta de Banco Sabadell que permite ver la evolución del consumo y de la actividad comercial, el gasto medio de ciudadanos extranjeros en España durante los últimos 30 días representa el 8% del mismo periodo en 2019. Esto se traduce en una caída del 92% de los ingresos. Esta situación ha llevado a distintas compañías turísticas a empezar a activar medidas para intentar acelerar la recuperación. La apuesta por el turismo nacional, los destinos rurales y la digitalización son tres de los aspectos que potenciará para salir de la crisis este segmento económico que en España supone el 13% del Producto Interior Bruto (PIB) y en el mundo el 10,4%, según la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Puede interesarte: ¿Cómo puede acelerar el sector turístico su recuperación?

Sobre el destino, el 90% será en territorio nacional. “Pese a lo que pueda parecer, en 2019, la cifra de españoles que viajó sin salir del país fue del 80%, por lo que el porcentaje no varía tanto”. Entre los destinos más demandados se encuentran las Islas Baleares y Canarias, las zonas peninsulares de sol y playa y el norte de España. “Es cierto que se va a huir de grandes ciudades y masificaciones, pero este tipo de viajes nunca es el habitual en verano. Todo va a depender mucho de los traslados aéreos, pero incluso se ve algo de interés por destinos europeos e incluso asiáticos, como Tailandia y Japón”, resalta Gallego.

Desde la Confederación Española de Agencias de Viaje (CEAV), su vicepresidente, Rafael Gallego, apunta que, a pesar de lo complicado que esta crisis se lo ha puesto al sector, "estamos empezando a ver una ligera recuperación, no será total, pero sí que los españoles comienzan a mostrar predisposición e interés por viajar en cuanto las circunstancias lo permitan”.

Por otro lado, hay que destacar la estacionalidad como el punto débil de este sector a nivel nacional: “Ningún país está tan sujeto a una temporada concreta como el nuestro”, afirma Xavier Martín, de Turijobs en el podcast de Banco Sabadell. La mayoría de las visitas se concentran en los meses de primavera y verano. Distribuirlas a lo largo de todo el año, apostando por un turismo menos vinculado al clima, puede favorecer la recuperación.

Puede interesarte: Escucha las claves de la recuperación económica del sector turístico, según Xavier Martín, de Turijobs en el podcast de Banco Sabadell.

Viajar con seguridad

Sobre las medidas que se van a tener que tomar, desde la CEAV apuntan que todavía hay mucha incertidumbre, pues hay que esperar a ver cómo evoluciona en el proceso de desescalada cada comunidad y qué medidas estipulan las autoridades en cuanto a los espacios turísticos.

Sobre el alojamiento, “sí que vemos que hay un creciente interés en los de tipo privado: apartamentos, villas, bungalows… en los que te puedes atender tú mismo y huyes de comedores y grandes zonas comunes que puede haber en los hoteles”, explica Gallego. Con respecto a la disponibilidad, este experto prevé una ocupación del 80% tanto en este tipo de alojamientos como en hoteles (dentro de la capacidad permitida) si las circunstancias se mantienen como hasta ahora.

Atendiendo al modo de viajar, el vehículo propio será, como ya lo era hasta ahora, el medio más utilizado, “y se va a priorizar más si cabe con respecto a otro tipo de transportes, algo en lo que también influye el precio y lo que ocurra con el transporte aéreo”, detalla el vicepresidente de la CEAV. “Hay muchos españoles que tienen interés en volar a las Islas Baleares y a las Canarias, y los fabricantes y compañías aéreas ya están en marcha para ver qué medidas se van a tomar para viajar en condiciones óptimas de seguridad, pero habrá que esperar a lo que digan las autoridades”, añade.

Por otra parte, desde las organizaciones de consumidores recuerdan que a la hora de contratar un viaje es importante efectuar las reservas que no impliquen la entrega de cantidades a cuenta o que tengan la posibilidad de cancelación sin coste o coste mínimo, que en el contrato figure que en caso de devolución ésta sea según la forma de pago y no en forma de vales o abonos, que se contrate un seguro de cancelación -siempre y cuando ésta no sea gratuita- y que si se opta por un destino extranjero se tengan en cuenta las posibles restricciones que puedan imponer los países, como cuarentenas obligatorias tras la llegada.