OFRECIDO POR FUNDACIÓN MUTUA MADRILEÑA
Ocho de cada diez encuestados considera que la violencia de género es un problema extendido.
Ocho de cada diez encuestados considera que la violencia de género es un problema extendido.
ARCHIVO

Seis de cada diez jóvenes conoce un caso de violencia de género, según Fundación Mutua Madrileña

El porcentaje de los que aseguran conocer un caso cercano de violencia de género ha aumentado cuatro puntos respecto a 2020, motivado por la relajación de las medidas restrictivas de la pandemia. Según un estudio conjunto entre Fundación Mutua Madrileña y Antena 3 Noticias, a una de cada tres personas le parecen inevitables este tipo de sucesos.

La mitad de la población española (un 49%) conoce, al menos, un caso cercano de violencia de género, un porcentaje cuatro puntos superior al de hace un año, según los datos que recoge el II Macroestudio de Violencia de Género “Tolerancia Cero”. El informe, elaborado de forma conjunta por Fundación Mutua Madrileña y Antena 3 Noticias, se ha publicado con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebrará mañana el 25 de noviembre.

A partir de las respuestas de 6.519 personas, dicho informe visibiliza la opinión de los españoles sobre la situación actual de la violencia de género en el país; en contraste con el año pasado, ha empeorado la percepción tras un periodo fuertemente acusado por la pandemia. El incremento del porcentaje es aún más preocupante si se les pregunta exclusivamente a las mujeres (58%) o al grupo etario más joven de los encuestados (58,5%), de entre 18 y 35 años. Asimismo, la proporción de mujeres que cree que hay más casos que antes ha aumentado seis puntos en tan solo un año (47%, frente al 41% registrado en 2020).

Casi ocho de cada diez consultados (78%) considera que la violencia de género es un problema muy arraigado en la población y que puede afectar a cualquier colectivo o grupo etario. Pese a ello, a una de cada tres personas le parece un fenómeno inaceptable pero inevitable.

Además, nueve de cada diez estima que la naturalización de las nuevas tecnologías ha supuesto un peligro adicional, al convertirse en una herramienta de coacción, control y amenazas a las víctimas, con especial énfasis en las más jóvenes. Al hilo, el mismo porcentaje entiende que la violencia psicológica es igual de reprobable que la física y que, incluso, puede ser más perniciosa para la víctima. En relación, un 80% condena las bromas y actitudes machistas.

Preocupa la percepción de los jóvenes

En cuanto a las situaciones que representan violencia de género para la población, como obligar a mantener relaciones sexuales (94,3% para la población general), menosprecio en público (93,4%) y amenazas verbales o empujones (92,6%), la opinión del grupo de edad que comprende entre 18 y 35 años puntúa más bajo en todos los aspectos anteriormente señalados.

Otra de las preocupaciones que arroja el informe son las conductas menos percibidas como maltrato por parte de los ciudadanos, como el control del teléfono o redes sociales, la forma de vestir o los horarios. Entre un 82% y 86% de los jóvenes cataloga estas situaciones como violencia de género, lo que indica que entre un 14% y 18% no consideran que controlar los movimientos de su pareja signifique incurrir en un delito.

Este estudio muestra, además, que una de las mayores inquietudes de la población es la indefensión de los menores de edad: un 86% cree que los pequeños están desprotegidos y son, igualmente, víctimas de la violencia de género.

Un 86% cree que los menores están desprotegidos y son víctimas de la violencia de género

La relajación de medidas restrictivas frente a la pandemia provocada por la COVID-19 ha incrementado la percepción de peligro en la población. Un 59% de los encuestados considera que el fin del estado de alarma ha acrecentado las víctimas y situaciones de violencia de género, un porcentaje que aumenta seis puntos en el caso de las mujeres y cuatro en el caso de los jóvenes.

Por otro lado, un 42% de los encuestados cree que hay más casos de violencia de género que antes, un porcentaje que sube cinco puntos porcentuales en el caso de las mujeres, un 6% superior al registrado solo un año antes. Esta estimación contrasta con el 45,2% de la población que afirma que hay los mismos casos, pero se denuncian más, lo que reduce a únicamente uno de cada diez españoles los que piensan que la violencia de género se ha reducido.

Por último, el principal motivo que lleva a no denunciar al 80% de las mujeres es el miedo al agresor, seguido por los hijos en común (58%). La dependencia emocional y/o económica sigue teniendo un peso fundamental que lastra el número de denuncias. Asimismo, según un 46,8% de la población encuestada, el machismo es todavía la causa principal de la violencia de género. A los maltratadores se les atribuyen características como dominantes y agresivos para esconder una baja autoestima (65,2%), manipuladores (64,5%) y los relacionan con la drogadicción y el alcoholismo (42%).

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.